El Foro Militar de Venezuela

Venezuela-Colombia

Página 31 de 31. Precedente  1 ... 17 ... 29, 30, 31

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Venezuela-Colombia

Mensaje por orinoco_man el Miér 30 Ago - 6:51

Totalmente de acuerdo, aca todos los gobiernos venezolanos de la indole politica que fueran trataron mucho mejor a los desplazados colombianos que cualquier gobierno colombiano alla en Colombia. Lo mismo paso con los inmigrantes latinoamericanos de otros paises que llegaron aca en su momento.  De pana que tenemos que revisar nuestras relaciones binacionales y las relaciones con los demas paises latinoamericanos. Y para muestra un boton:

avatar
orinoco_man
Cabo Primero

Cantidad de envíos : 3420
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Venezuela-Colombia

Mensaje por azulez70 el Jue 31 Ago - 6:05

orinoco_man escribió:Totalmente de acuerdo, aca todos los gobiernos venezolanos de la indole politica que fueran trataron mucho mejor a los desplazados colombianos que cualquier gobierno colombiano alla en Colombia. Lo mismo paso con los inmigrantes latinoamericanos de otros paises que llegaron aca en su momento.  De pana que tenemos que revisar nuestras relaciones binacionales y las relaciones con los demas paises latinoamericanos. Y para muestra un boton:



??????????.
avatar
azulez70
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 489
Fecha de inscripción : 18/07/2014
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Venezuela-Colombia

Mensaje por orinoco_man el Jue 31 Ago - 11:55

azulez70 escribió:
orinoco_man escribió:Totalmente de acuerdo, aca todos los gobiernos venezolanos de la indole politica que fueran trataron mucho mejor a los desplazados colombianos que cualquier gobierno colombiano alla en Colombia. Lo mismo paso con los inmigrantes latinoamericanos de otros paises que llegaron aca en su momento.  De pana que tenemos que revisar nuestras relaciones binacionales y las relaciones con los demas paises latinoamericanos. Y para muestra un boton:



??????????.
La parapolitica esta metida de lleno dentro del gobierno colombiano. Maduro dice que no dialogara con delincuentes paramilitares. Que pasara si Cambio Radical llega al poder? Eso es algo que el gobierno chavista tiene que revisar. Me imagino que de llegar Cambio Radical al poder en Colombia, ellos se plantearia el mismo escenario ya que ellos ven al gobierno chavista como terroristas izquierdosos.
avatar
orinoco_man
Cabo Primero

Cantidad de envíos : 3420
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Venezuela-Colombia

Mensaje por orinoco_man el Vie 1 Sep - 6:50

Más bases y ejercicios: la opción (para)militar contra Venezuela en marcha

La "opción militar" aludida por el presidente estadounidense contra Venezuela ha estado en marcha desde antes de sus declaraciones. En un escenario de guerra no convencional no son de esperarse acciones militares convencionales. El caldo de cultivo es la "crisis humanitaria" promovida por agentes nacionales e internacionales del antichavismo.




Ejercicios inusuales y extraordinarios
La cantidad de ejercicios militares comandados por EEUU es cada vez más creciente y aborda varios aspectos de la acción bélica, sin embargo llama la atención que el elemento "humanitario" está siempre presente, aún cuando se desconoce el aporte sustantivo de las fuerzas militares estadounidenses ante eventos naturales con consecuencias trágicas. Lo ocurrido en Houston (Texas, EEUU) es una evidencia.

En junio pasado se realizó en Barbados un ejercicio combinado "para mejorar las capacidades colectivas de las fuerzas de defensa y policía, contrarrestar la delincuencia organizada transnacional y llevar a cabo operaciones de ayuda humanitaria / de desastre". El ejercicio multinacional de seguridad marítima y respuesta a desastres en el Caribe Tradewinds 2017 acogió a 20 países, entre ellos México, en Bridgetown, capital de Barbados.

En julio concluía el ejercicio marítimo multinacional anual más largo del mundo, UNITAS 2017, en el que fuerzas navales de 19 países se reunieron en Lima, Perú, entre ellos Brasil, Paraguay, Argentina, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, Panama, México, España y Estados Unidos. 

Las fuerzas estadounidenses estuvieron bajo el control operacional del Comandante de la Fuerza de Tarea (CTF) 138 / Comando Sur de las Fuerzas Navales de los Estados Unidos / 4ta Flota de los Estados Unidos (USNAVSO / FOURTHFLT), Sean Buck, al mando de 30 buques y 28 aviones, así como varios submarinos y vehículos anfibios para completar seis ejercicios de fuego vivo y 37 eventos marítimos combinados.

Los cuerpos militares actuaron en dos fases: UNITAS Pacific (operaciones de guerra naval) y UNITAS Amphibious (operaciones de asistencia humanitaria y socorro), que ocurren simultáneamente para "mantener el acceso, mejorar la interoperabilidad y construir asociaciones duraderas para mejorar la seguridad regional y promover la paz, la estabilidad y la prosperidad en el Caribe, Centro y Sudamérica".



También en julio pasado, 42 pilotos, tripulantes, paracaidistas y personal de logística de la Fuerza Aérea Colombiana participaron en el Mobility Guardian del Comando de Movilidad Aérea (CMA), primer ejercicio internacional de operaciones humanitarias en la simulación de la guerra y entornos de desastres naturales.

Más de 650 militares de 30 países, incluyendo Brasil, y 3 mil miembros del servicio militar estadounidense se concentraron en las cuatro competencias básicas del CMA: transporte aéreo, reabastecimiento aéreo, evacuación aeromédica y apoyo a la movilidad aérea. Dice la nota del Departamento de Defensa que "Estados Unidos no va a la guerra sin aliados, por lo que es importante que Mobility Guardian desarrolle la capacidad de proyección de poder".

AMAZONLOG17 es el cuarto ejercicio militar que se realiza en el continente, se trata de una operación de logística que está en marcha en la triple frontera entre Brasil, Colombia y Perú, específicamente en Tabatinga, estado de Amazonas, Brasil. 

En la web del ejército brasilero se informa que estas acciones combinadas de tropas y agencias de los tres países se enfocarán en acciones humanitarias y de preservación ambiental. Asimismo, un componente comercial que consistirá en una exposición tecnológica de empresas del sector de Seguridad y de Defensa y de otros segmentos tanto de la industria brasileña como de otros países. Las fuerzas armadas de 16 países participarán con observadores, así como Estados Unidos con apoyo logístico, aclaran.

Las fases del AMAZONLOG17 inician entre el 28 de agosto y el 1º de septiembre (esta semana) con un ejercicio de planificación en Manaos, del 26 al 28 de septiembre habrá un Simposio de Logística Humanitaria y una Exposición de Material Militar. El ejercicio propiamente dicho será entre el 6 y el 13 de noviembre con la instalación de una Base Logística Multinacional Integrada en Tabatinga, hacia donde han movilizado equipamiento desde Río de Janeiro, a 3 mil 545 kilómetros.



Hacia una diplomacia desde las bases… militares

El eje liderado por Colombia, México, Brasil y Argentina estableció una estrategia no diplomática de agresión contra el Gobierno venezolano que se develó en la llamada Declaración de Lima.
Esa fachada diplomática terminó de tejer un entramado de acciones que se comenzaron a intentar desde la OEA, que al no lograr una mayoría para una intervención mediante la Carta Democrática Interamericana.

Dicho acto de asedio se realizó una semana luego de las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Los cancilleres de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y México suscribieron un documento que afirma que Venezuela "ya no es una democracia" pero declaran un "enérgico rechazo a la violencia y cualquier opción que involucre el uso de la fuerza".

Aún cuando existen mecanismos regionales como la Celac y Unasur, dichos países realizaron un documento informal en el que acordaron medidas como la de no apoyar ninguna candidatura venezolana a mecanismos y organizaciones regionales e internacionales. Además, llamaron a detener la transferencia de armas hacia Venezuela, sobre la base de los artículos 6 y 7 del Tratado sobre el Comercio de Armas, por lo que los ejercicios ya descritos parecieran estar preparando a este grupo de países para una fase no diplomática en la que el supuesto debilitamiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) es importante.

No es casualidad que dentro de cada ejercicio militar comandado por EEUU estén los mismos países que impulsaron la Declaración de Lima; la presencia militar de EEUU en México, Colombia, Perú, Honduras y Brasil es de larga data. En el caso de México, se habla de una escalada de la intervención militar de EEUU desde la firma de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte y de la Iniciativa Mérida, con el pretexto de la colaboración en la "guerra contra el crimen". Su subordinación e integración a los planes militares de EEUU está combinado con el tráfico de armas que fluyen hacia el narcotráfico y generan ganancias en el Complejo Industrial-Militar estadounidense.

En Perú el Comando Sur de EEUU (U.S. Southern Command) y la empresa Partenon Contratistas E.I.R.L. firmaron en 2016 el proyecto de instalación del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Amazonas.

El COER es un caso que analistas califican de intervención disfrazada de ayuda humanitaria. También se conoce que fuerzas peruanas aumentan la cantidad de ejercicios militares conjuntos con EEUU para "fortalecer sus estrategias de defensa frente a agresiones externas". Uno de ellos es el Ejercicio de Fuerzas Silentes (Siforex, por sus siglas en inglés), que se realiza cada dos años en el Mar de Grau.

Por su parte las bases militares estadounidenses en Colombia son parte de la estrategia de "aseguramiento estratégico" de esa potencia en el hemisferio suramericano. También en 2015 amplió su presencia militar en la base aérea de Soto Cano en Honduras donde ya organizaba ejercicios multilaterales y otras operaciones junto a la Joint Task Force Guantánamo, con sede en la base estadounidense de Guantánamo (Cuba), a cargo de "operaciones de detención e interrogatorios en el marco de la guerra contra el terrorismo"; y la Joint Interagency Task Force South, con sede en Key West (Florida, EEUU), para coordinar las "operaciones antidrogas" en toda la región.

El riesgo que significa ese modo de intervención para la existencia de los Estados-nación, así como para la soberanía y la estabilidad latinoamericana es evidente.

En el caso de Colombia, los escritores Diane Lefer y Héctor Aristizábal analizaron que las intervenciones militares están enfocadas en desestabilizar la región. "Sí, países sudamericanos han tenido sus escaramuzas en la frontera y breves conflictos armados, pero una presencia importante de los EEUU en las bases colombianas crea un escenario para lo que potencialmente podría ser una guerra de importancia en el continente", opinaron.

La excusa humanitaria como combustible
Mientras autoridades y medios colombianos fabrican incursiones por parte de cuerpos de seguridad venezolanos en territorio vecino, el pasado 27 de agosto hubo un enfrentamiento en el fronterizo estado Táchira con paramilitares del grupo Los Rastrojos, dejando un saldo de seis irregulares muertos y una detenida con municiones y uniformes del ejército colombiano con grado y jerarquía. Este y otros grupos ejercen concomitantemente el control político y económico en la zona fronteriza. Misión Verdad ha descrito cómo se enmarcan dentro de la intensificación de provocaciones dirigidas por EEUU.

Los medios internacionales junto a los gobiernos que se han declarado contra Venezuela retoman el relato de "crisis humanitaria" en Venezuela para profundizar la intervención como ejercicio de salvación más que como agresión. Está claro que detrás de cada "ayuda humanitaria" de las potencias occidentales está una toma y ordenamiento del territorio para sus intereses geopolíticos: así pasó en la cercana Haití tras el terremoto de principios de 2010.

La fachada del "campo de refugiados" es conveniente para el establecimiento de "zonas seguras" con protección y apoyo militar extranjero que "resguarde a la población asediada por la dictadura de Maduro", como ocurrió en las lejanas Libia y Siria. Analistas como Manlio Dinucci afirman que la amenaza de Trump sobre la "opción militar" pudiera concretarse mediante la infiltración de "fuerzas especiales y de mercenarios que echan leña al fuego de las tensiones internas provocando enfrentamientos armados; acusaciones de que el gobierno está masacrando a su propio pueblo y una 'intervención humanitaria' que lleve a la creación de una coalición armada liderada por Estados Unidos".

El escenario que permitiría reoxigenar a la MUD es el colapso socioeconómico total que apuntale la crisis humanitaria, es uno de los ejes del plan de intervención del Comando Sur: así lo expresó el almirante Kurt Tidd, comandante del Comando Sur el pasado 6 de abril durante una audiencia en el Senado. "La creciente crisis humanitaria en Venezuela podría hacer necesaria una respuesta regional", dijo.

La nueva ronda de sanciones financieras de la administración Trump contra Venezuela y el reconocimiento de su liderazgo por parte de la MUD ofrecen elementos reales y concretos para entender la estrategia real. Las medidas contra Pdvsa son la continuación al asedio económico que se dirige desde Panamá, Bogotá, Madrid y Miami a traves de las mafias cambiarias fronterizas, calificadoras y oligopolios que financian el caos social.

http://misionverdad.com/LA-GUERRA-EN-VENEZUELA/mas-bases-y-ejercicios-la-opcion-paramilitar-de-trump-en-marcha
.


Última edición por orinoco_man el Vie 1 Sep - 7:15, editado 2 veces
avatar
orinoco_man
Cabo Primero

Cantidad de envíos : 3420
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Venezuela-Colombia

Mensaje por orinoco_man el Vie 1 Sep - 6:59

Cuatro amenazas estadounidenses a la soberanía venezolana

Previo a los ejercicios cívico-militares que se llevaron a cabo entre el 26 y 27 de agosto, se televisó la reunión del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEO-FANB) del día jueves 24, en la que el Comandante en Jefe, presidente Nicolás Maduro, puso sobre la mesa de análisis un conjunto de escenarios posibles en el marco del asedio transnacional contra Venezuela.



En la sede del CEO-FANB, el Comandante en Jefe disertó en torno a cuatro amenazas que el complejo industrial-militar de los Estados Unidos tiene como focos para desarrollar un conflicto en Venezuela que pudieran derivar en una intervención extranjera pura y dura.

Los cuatro escenarios que describe el presidente Maduro contemplan recursos militares, incluso fuerzas por delegación (proxy), operaciones psicológicas y de propaganda, bloqueos económicos y comerciales. Estas amenazas han sido determinadas tanto por lo expresado por vocerías del gobierno estadounidense como por acciones experimentadas en Venezuela y en otras regiones del mundo.

"Hay que saber dónde estamos parados", afirmó el primer mandatario. Los recursos asimétricos usados y por usar contra Venezuela deben ser considerados en vista de que la ofensiva transnacional toma relieve con la gira de Mike Pence por Colombia, Argentina, Chile y Panamá, Donald Trump expresara que considera una "opción militar" contra el país y una Orden Ejecutiva que declara institucionalmente un bloqueo financiero fuera autorizada por la Casa Blanca.

Son amenazas concretas, que deben ser vistas no como hechos aislados sino interconectados entre sí, ya que pueden darse en simultáneo y se relacionan (según los manuales de Guerra No Convencional), por lo que pensarlas deben tener como propósito asentar una claridad estratégica para conducir a la defensa integral de Venezuela frente a las agresiones foráneas.

Frontera con Colombia, teatro de operaciones (para)militares

Allí donde limitan territorialmente las Repúblicas de Colombia y Venezuela, que de este lado comprenden los estados Zulia, Táchira, Apure y Amazonas, esa extensión de más de 2 mil kilómetros es, de facto, un teatro de operaciones militares.

El impacto del conflicto armado en Colombia se expresa en la frontera en delitos transnacionales con una economía ilegal generada por los diversos grupos en pugna. El narcotráfico y el paramilitarismo han tenido cauce en toda la zona limítrofe, con el territorio colombiano de zona común para el desarrollo y negocio de esos elementos.

El presidente Maduro ha llamado la atención sobre la puesta en escena de "falsos positivos" en la frontera, operaciones psicológicas y mediáticas que responsabilizarían a las fuerzas de seguridad del Estado venezolano de hechos conmocionantes provocados por actores colombianos e incluso por el gobierno de Juan Manuel Santos propiamente.

Estas provocaciones han tenido lugar sobre todo durante este año 2017, en el que elementos paramilitares de la banda Los Rastrojos han sido capturados en estados fronterizos venezolanos. Indicios del aumento del control político y económico de las regiones fronterizas de Colombia por parte de Los Rastrojos desde hace el año 2000, más sus incesantes incursiones en territorio venezolano, señalan que el paramilitarismo colombiano acelera sistemáticamente su penetración en Venezuela.

Por otro lado, se encuentra en desarrollo el funcionamiento de la Doctrina Damasco del ejército colombiano, que plantea un escenario "post-conflicto" con una funcionalidad distinta de la fuerza militar. Esta nueva doctrina militar plantea "sus acciones con asociados de la acción unificada, conjunta, interagenciada y multinacional' para enseñar a los militares colombianos a utilizar términos y símbolos que permitan la interoperatividad 'cuyo fin es que el ejército conduzca operaciones militares unificadas (OTU) dentro del país y a nivel regional y mundial".

Colombia, oficial y militarmente, representa el mayor socio del gobierno de EEUU en Latinoamérica, y su nueva doctrina tiene mucho que ver con la interconectividad militar entre estos dos países, con nueve bases estadounidenses instaladas en territorio colombiano más todos los mecanismos y oficiales que presta el Pentágono. Básicamente, Colombia es un apéndice miliitar de EEUU.

La promoción de Colombia de un conflicto con Venezuela no tiene sino intereses estadounidenses. Tanto las últimas declaraciones del embajador Kevin Whitaker como las del funcionario antidrogas William Brownfield ponen en el foco a la frontera colombo-venezolana, en la que según ellos habrá cada vez mayor intensidad en las "provocaciones" de Caracas.

Tanto la supuesta incursión de militares venezolanos el fin de semana pasado como el sobrevuelo de un helicóptero identificado como de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en La Guajira fueron maniobras mediáticas presentadas como las "provocaciones" anunciadas por los funcionarios gringos.

La acumulación de "falsos positivos" viene en un contexto en el que Colombia juega un papel principal en la estrategia de "cambio de régimen" planificada desde EEUU. El jefe de la CIA, Mike Pompeo, así lo ha declarado.

El analista ruso-estadounidense Andrew Korybko, investigador y teórico de las guerras híbridas, asomó un posible escenario generado por el gobierno colombiano de provocar una operación de bandera falsa (culpar a otro de hechos conmocionantes provocados por el demandante) en la frontera. Esto a partir de 1) un decreto de la Casa Blanca que autoriza a la aviación estadounidense en Colombia de atacar cualquier transporte sospechoso de llevar cargamentos de droga, y 2) en un contexto en el que se acusa desde la institucionalidad gringa al Gobierno Bolivariano de estar inmerso en el negocio transnacional del narcotráfico.

La concreción de una operación de bandera falsa, por vía paramilitar u oficial-mediática, podría convertirse en una seria amenaza que provocaría un conflicto entre Colombia y Venezuela. Para EEUU, una guerra por delegación (proxy war).

División y destrucción de la FANB
Básicamente, desde que el Comandante Hugo Chávez asumiera la Presidencia de la República, convirtiendo en un todo unificado a los componentes militares de la nación bajo el nombre de Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), EEUU no ha dejado de conspirar contra la unidad cívico-militar de la Revolución Bolivariana.

De hecho, el golpe de Estado de 2002 fue la última vez que se expresó una fuerza armada dividida con el propósito de socavar la soberanía venezolana. Desde entonces, los intentos por quebrar la unidad de mando y tropas de la FANB ha quedado al descubierto significativas veces.

Los militares de la Plaza Altamira, la traición de Raúl Isaías Baduel, las fugas hacia -y protegidos por- EEUU de Rafael Isea y Hebert García Plaza, son los ejemplos más resaltantes de ese factor de división en el seno de la FANB que sería útil a la estrategia estadounidense de caos y golpe de Estado.

A su vez, la etiqueta de narcoestado viene de esa operación mediática llamada "Cartel de los Soles", supuestamente investigado por la justicia gringa y del cual no se han mostrado pruebas contundentes de su existencia a lo interno de la FANB.

De igual manera, la ONG Control Ciudadano dirigida por Rocío San Miguel -cuyas conexiones con el Departamento de Estado gringo son irrefutables- lleva a cabo una labor de sistematización y generación de expedientes con el fin de socavar la institucionalidad militar venezolana a los ojos de la población y la opinión pública nacional e internacional.

Debemos tomar en cuenta que los manuales de Guerra No Convencional desarrollados en las oficinas de las Fuerzas Especiales del Pentágono tienen como premisas el "incremento del malestar y distanciamiento en la administración gubernamental, ejército, pueblo y organizaciones políticas nacionales" más el "debilitamiento intenso de la moral gubernamental y militar".

Minar las conexiones entre la tropa y la dirigencia, entre el soldado raso y sus superiores, entre el pueblo y la máxima institución de defensa integral del país son los fines prioritarios de la estrategia foránea. La destrucción interna de la FANB traería como consecuencia la demolición de la doctrina chavista de la unión cívico-militar.

Importante a la hora de definir un posible conflicto contra Venezuela.

Revolución de color, una empresa fallida en Venezuela

Entre abril y julio de este año, sucesivas protestas violentas del antichavismo fueron camufladas como manifestaciones pacíficas en contra de la "dictadura" de Maduro. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a marchas, plantones, trancazos, paros y vigilias, que escalaron progresivamente hasta el punto de:

afectar sistemas de distribución de alimentos;

atacar hospitales (incluso maternos) y escuelas;

asediar bases militares (La Carlota en Caracas y el Fuerte Paramacay en Valencia);

linchar y quemar individuos que guarimberos identifican como chavistas;

saquear sistemáticamente comercios privados y galpones públicos;

asesinar efectivos de seguridad gubernamental, e incluso a manifestantes o transeúntes cerca de las concentraciones opositoras;
imponer en zonas residenciales (principalmente de clase media y en connivencia con vecinos) pequeños estados de excepción;
y usar niños como escudos humanos, etc.

Aparte de la situación de calentamiento de calle ocasionado por el choque entre las fuerzas estatales de seguridad y los antichavistas armados, otro escenario se amalgamó como un rompecabezas al conflicto local como lo fue la fractura institucional, apuntalados por:

la posición de confrontación de la ex fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, con los demás poderes públicos, sobre todo el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ);

la situación de desacato en que aún incurre la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora y abiertamente pro-intervención;

y la conformación de un "gobierno paralelo", también denominado en los manuales de guerra no convencional del ejército de los EEUU como "gobierno en las sombras", por parte de la MUD.

Aunque la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) enfrió esta situación en beneficio del interés nacional, el frente interno de la guerra por otros medios se trasladó a la agenda regional de los EEUU y su ya declarada "opción militar" contra Venezuela.

Debido a que los golpes de color, explicados por el analista ucraniano Rotislav Ischenko, son considerados como amenazas externas y militares, pues son financiados por poderes transnacionales, corporativos y con mucha influencia en el circuito financiero, industrial y militar en el campo occidental, son asimismo situaciones asimétricas en gran escala que pueden activarse o desactivarse mediante decisiones foráneas.

Por ello, el CEO-FANB no descarta una posible reactivación de una revolución de color en combinación con otros escenarios, sobre todo el último que describiremos a continuación.

Bloqueo naval y una lección de la historia
El último escenario que describió el Comandante en Jefe Nicolás Maduro tiene que ver con un episodio ya vivido en Venezuela, durante el mandato presidencial de Cipriano Castro. Debido a una exorbitante deuda externa que heredó el gobierno de Castro, éste decide no pagarla en beneficio de los intereses nacionales.

Esto se tradujo en un embargo que involucró el estacionamiento de barcos ingleses, alemanes, italianos, españoles, holandeses y mexicanos frente a las costas venezolanas, bloqueándolas. Sigue Franco Vielma: "Pero el petróleo, era la principal razón. Se hablaba en aquellos años de la generación de una crisis inducida por los grandes factores del poder capitalista en ese tiempo, para provocar el impago de Venezuela, pues el empleo de groseros artificios de la banca y de los grandes comerciantes de la época se articularon con una baja enorme del precio mundial del café, principal rubro de exportación de Venezuela".

Este bloqueo naval vino con el frente interno calentado por las revueltas de la llamada Revolución Libertadora financiada principalmente por la New York & Bermúdez Company, la primera empresa estadounidense-venezolana (con sede en Filadelfia) que explotaba yacimientos de petróleo y asfalto en el estado Sucre. El conflicto tenía por objetivo el "cambio de régimen" de Cipriano Castro. Ambos frentes, el interno y el externo, se combinaron entre fines de 1902 y principios de 1903, hasta la victoria de Venezuela que logró distender el conflicto.

Semejante paradoja histórica contempla el CEO-FANB, con la principal diferencia de que en estos momentos el país cuenta con un cuerpo unido de oficiales y tropas, tecnología militar de primera generación (gracias a las alianzas con Rusia) y una identidad nacional fortalecida por el chavismo.
Dijo el presidente Maduro que "buscan, con la locura de los extremistas de los Estados Unidos, decretar un bloqueo naval sobre Venezuela. Que no permita que salga un buque de petróleo, gas, gasolina, no permitir la entrada de un buque con medicinas, alimento, esto combinado con guarimbas, violencia callejera y provocar eventos para la ocupación militar (estadounidense)".

Asimismo lo refirió Elías Jaua, vicepresidente para el Desarrollo Social el pasado 26 de agosto desde la Casa Amarilla, en Caracas: "Tenemos dónde colocar nuestro petróleo. Eso es lo que ellos (los EEUU) tratarían de impedir con un bloqueo naval y frente a esta agresión hemos convocado al pueblo a evitar la guerra".

Como medida complementaría al bloqueo financiero que se decretó con la Orden Ejecutiva firmada por Donald Trump el 25 de agosto, el bloqueo naval se articularía con el fin de provocar una verdadera "crisis humanitaria" que supondría, en el terreno, una "intervención humanitaria" basada en la concepción occidental de la "Responsabilidad Para Proteger" (R2P, por sus siglas en inglés).

En total, los cuatro escenarios descritos que representan las actuales amenazas a la soberanía venezolana -repetimos- no deben verse como acciones aisladas entre sí, sino como formas complementarias de una misma estrategia que busca, luego de varios intentos, el nacionalicidio, el socavamiento del Estado y el control trasnancional de los recursos naturales de Venezuela.

http://misionverdad.com/la-guerra-en-venezuela/cuatro-amenazas-estadounidenses-a-la-soberania-venezolana
avatar
orinoco_man
Cabo Primero

Cantidad de envíos : 3420
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Venezuela-Colombia

Mensaje por azulez70 el Vie 1 Sep - 16:10

orinoco_man escribió:Cuatro amenazas estadounidenses a la soberanía venezolana

Previo a los ejercicios cívico-militares que se llevaron a cabo entre el 26 y 27 de agosto, se televisó la reunión del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEO-FANB) del día jueves 24, en la que el Comandante en Jefe, presidente Nicolás Maduro, puso sobre la mesa de análisis un conjunto de escenarios posibles en el marco del asedio transnacional contra Venezuela.



En la sede del CEO-FANB, el Comandante en Jefe disertó en torno a cuatro amenazas que el complejo industrial-militar de los Estados Unidos tiene como focos para desarrollar un conflicto en Venezuela que pudieran derivar en una intervención extranjera pura y dura.

Los cuatro escenarios que describe el presidente Maduro contemplan recursos militares, incluso fuerzas por delegación (proxy), operaciones psicológicas y de propaganda, bloqueos económicos y comerciales. Estas amenazas han sido determinadas tanto por lo expresado por vocerías del gobierno estadounidense como por acciones experimentadas en Venezuela y en otras regiones del mundo.

"Hay que saber dónde estamos parados", afirmó el primer mandatario. Los recursos asimétricos usados y por usar contra Venezuela deben ser considerados en vista de que la ofensiva transnacional toma relieve con la gira de Mike Pence por Colombia, Argentina, Chile y Panamá, Donald Trump expresara que considera una "opción militar" contra el país y una Orden Ejecutiva que declara institucionalmente un bloqueo financiero fuera autorizada por la Casa Blanca.

Son amenazas concretas, que deben ser vistas no como hechos aislados sino interconectados entre sí, ya que pueden darse en simultáneo y se relacionan (según los manuales de Guerra No Convencional), por lo que pensarlas deben tener como propósito asentar una claridad estratégica para conducir a la defensa integral de Venezuela frente a las agresiones foráneas.

Frontera con Colombia, teatro de operaciones (para)militares

Allí donde limitan territorialmente las Repúblicas de Colombia y Venezuela, que de este lado comprenden los estados Zulia, Táchira, Apure y Amazonas, esa extensión de más de 2 mil kilómetros es, de facto, un teatro de operaciones militares.

El impacto del conflicto armado en Colombia se expresa en la frontera en delitos transnacionales con una economía ilegal generada por los diversos grupos en pugna. El narcotráfico y el paramilitarismo han tenido cauce en toda la zona limítrofe, con el territorio colombiano de zona común para el desarrollo y negocio de esos elementos.

El presidente Maduro ha llamado la atención sobre la puesta en escena de "falsos positivos" en la frontera, operaciones psicológicas y mediáticas que responsabilizarían a las fuerzas de seguridad del Estado venezolano de hechos conmocionantes provocados por actores colombianos e incluso por el gobierno de Juan Manuel Santos propiamente.

Estas provocaciones han tenido lugar sobre todo durante este año 2017, en el que elementos paramilitares de la banda Los Rastrojos han sido capturados en estados fronterizos venezolanos. Indicios del aumento del control político y económico de las regiones fronterizas de Colombia por parte de Los Rastrojos desde hace el año 2000, más sus incesantes incursiones en territorio venezolano, señalan que el paramilitarismo colombiano acelera sistemáticamente su penetración en Venezuela.

Por otro lado, se encuentra en desarrollo el funcionamiento de la Doctrina Damasco del ejército colombiano, que plantea un escenario "post-conflicto" con una funcionalidad distinta de la fuerza militar. Esta nueva doctrina militar plantea "sus acciones con asociados de la acción unificada, conjunta, interagenciada y multinacional' para enseñar a los militares colombianos a utilizar términos y símbolos que permitan la interoperatividad 'cuyo fin es que el ejército conduzca operaciones militares unificadas (OTU) dentro del país y a nivel regional y mundial".

Colombia, oficial y militarmente, representa el mayor socio del gobierno de EEUU en Latinoamérica, y su nueva doctrina tiene mucho que ver con la interconectividad militar entre estos dos países, con nueve bases estadounidenses instaladas en territorio colombiano más todos los mecanismos y oficiales que presta el Pentágono. Básicamente, Colombia es un apéndice miliitar de EEUU.

La promoción de Colombia de un conflicto con Venezuela no tiene sino intereses estadounidenses. Tanto las últimas declaraciones del embajador Kevin Whitaker como las del funcionario antidrogas William Brownfield ponen en el foco a la frontera colombo-venezolana, en la que según ellos habrá cada vez mayor intensidad en las "provocaciones" de Caracas.

Tanto la supuesta incursión de militares venezolanos el fin de semana pasado como el sobrevuelo de un helicóptero identificado como de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en La Guajira fueron maniobras mediáticas presentadas como las "provocaciones" anunciadas por los funcionarios gringos.

La acumulación de "falsos positivos" viene en un contexto en el que Colombia juega un papel principal en la estrategia de "cambio de régimen" planificada desde EEUU. El jefe de la CIA, Mike Pompeo, así lo ha declarado.

El analista ruso-estadounidense Andrew Korybko, investigador y teórico de las guerras híbridas, asomó un posible escenario generado por el gobierno colombiano de provocar una operación de bandera falsa (culpar a otro de hechos conmocionantes provocados por el demandante) en la frontera. Esto a partir de 1) un decreto de la Casa Blanca que autoriza a la aviación estadounidense en Colombia de atacar cualquier transporte sospechoso de llevar cargamentos de droga, y 2) en un contexto en el que se acusa desde la institucionalidad gringa al Gobierno Bolivariano de estar inmerso en el negocio transnacional del narcotráfico.

La concreción de una operación de bandera falsa, por vía paramilitar u oficial-mediática, podría convertirse en una seria amenaza que provocaría un conflicto entre Colombia y Venezuela. Para EEUU, una guerra por delegación (proxy war).

División y destrucción de la FANB
Básicamente, desde que el Comandante Hugo Chávez asumiera la Presidencia de la República, convirtiendo en un todo unificado a los componentes militares de la nación bajo el nombre de Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), EEUU no ha dejado de conspirar contra la unidad cívico-militar de la Revolución Bolivariana.

De hecho, el golpe de Estado de 2002 fue la última vez que se expresó una fuerza armada dividida con el propósito de socavar la soberanía venezolana. Desde entonces, los intentos por quebrar la unidad de mando y tropas de la FANB ha quedado al descubierto significativas veces.

Los militares de la Plaza Altamira, la traición de Raúl Isaías Baduel, las fugas hacia -y protegidos por- EEUU de Rafael Isea y Hebert García Plaza, son los ejemplos más resaltantes de ese factor de división en el seno de la FANB que sería útil a la estrategia estadounidense de caos y golpe de Estado.

A su vez, la etiqueta de narcoestado viene de esa operación mediática llamada "Cartel de los Soles", supuestamente investigado por la justicia gringa y del cual no se han mostrado pruebas contundentes de su existencia a lo interno de la FANB.

De igual manera, la ONG Control Ciudadano dirigida por Rocío San Miguel -cuyas conexiones con el Departamento de Estado gringo son irrefutables- lleva a cabo una labor de sistematización y generación de expedientes con el fin de socavar la institucionalidad militar venezolana a los ojos de la población y la opinión pública nacional e internacional.

Debemos tomar en cuenta que los manuales de Guerra No Convencional desarrollados en las oficinas de las Fuerzas Especiales del Pentágono tienen como premisas el "incremento del malestar y distanciamiento en la administración gubernamental, ejército, pueblo y organizaciones políticas nacionales" más el "debilitamiento intenso de la moral gubernamental y militar".

Minar las conexiones entre la tropa y la dirigencia, entre el soldado raso y sus superiores, entre el pueblo y la máxima institución de defensa integral del país son los fines prioritarios de la estrategia foránea. La destrucción interna de la FANB traería como consecuencia la demolición de la doctrina chavista de la unión cívico-militar.

Importante a la hora de definir un posible conflicto contra Venezuela.

Revolución de color, una empresa fallida en Venezuela

Entre abril y julio de este año, sucesivas protestas violentas del antichavismo fueron camufladas como manifestaciones pacíficas en contra de la "dictadura" de Maduro. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a marchas, plantones, trancazos, paros y vigilias, que escalaron progresivamente hasta el punto de:

afectar sistemas de distribución de alimentos;

atacar hospitales (incluso maternos) y escuelas;

asediar bases militares (La Carlota en Caracas y el Fuerte Paramacay en Valencia);

linchar y quemar individuos que guarimberos identifican como chavistas;

saquear sistemáticamente comercios privados y galpones públicos;

asesinar efectivos de seguridad gubernamental, e incluso a manifestantes o transeúntes cerca de las concentraciones opositoras;
imponer en zonas residenciales (principalmente de clase media y en connivencia con vecinos) pequeños estados de excepción;
y usar niños como escudos humanos, etc.

Aparte de la situación de calentamiento de calle ocasionado por el choque entre las fuerzas estatales de seguridad y los antichavistas armados, otro escenario se amalgamó como un rompecabezas al conflicto local como lo fue la fractura institucional, apuntalados por:

la posición de confrontación de la ex fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, con los demás poderes públicos, sobre todo el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ);

la situación de desacato en que aún incurre la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora y abiertamente pro-intervención;

y la conformación de un "gobierno paralelo", también denominado en los manuales de guerra no convencional del ejército de los EEUU como "gobierno en las sombras", por parte de la MUD.

Aunque la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) enfrió esta situación en beneficio del interés nacional, el frente interno de la guerra por otros medios se trasladó a la agenda regional de los EEUU y su ya declarada "opción militar" contra Venezuela.

Debido a que los golpes de color, explicados por el analista ucraniano Rotislav Ischenko, son considerados como amenazas externas y militares, pues son financiados por poderes transnacionales, corporativos y con mucha influencia en el circuito financiero, industrial y militar en el campo occidental, son asimismo situaciones asimétricas en gran escala que pueden activarse o desactivarse mediante decisiones foráneas.

Por ello, el CEO-FANB no descarta una posible reactivación de una revolución de color en combinación con otros escenarios, sobre todo el último que describiremos a continuación.

Bloqueo naval y una lección de la historia
El último escenario que describió el Comandante en Jefe Nicolás Maduro tiene que ver con un episodio ya vivido en Venezuela, durante el mandato presidencial de Cipriano Castro. Debido a una exorbitante deuda externa que heredó el gobierno de Castro, éste decide no pagarla en beneficio de los intereses nacionales.

Esto se tradujo en un embargo que involucró el estacionamiento de barcos ingleses, alemanes, italianos, españoles, holandeses y mexicanos frente a las costas venezolanas, bloqueándolas. Sigue Franco Vielma: "Pero el petróleo, era la principal razón. Se hablaba en aquellos años de la generación de una crisis inducida por los grandes factores del poder capitalista en ese tiempo, para provocar el impago de Venezuela, pues el empleo de groseros artificios de la banca y de los grandes comerciantes de la época se articularon con una baja enorme del precio mundial del café, principal rubro de exportación de Venezuela".

Este bloqueo naval vino con el frente interno calentado por las revueltas de la llamada Revolución Libertadora financiada principalmente por la New York & Bermúdez Company, la primera empresa estadounidense-venezolana (con sede en Filadelfia) que explotaba yacimientos de petróleo y asfalto en el estado Sucre. El conflicto tenía por objetivo el "cambio de régimen" de Cipriano Castro. Ambos frentes, el interno y el externo, se combinaron entre fines de 1902 y principios de 1903, hasta la victoria de Venezuela que logró distender el conflicto.

Semejante paradoja histórica contempla el CEO-FANB, con la principal diferencia de que en estos momentos el país cuenta con un cuerpo unido de oficiales y tropas, tecnología militar de primera generación (gracias a las alianzas con Rusia) y una identidad nacional fortalecida por el chavismo.
Dijo el presidente Maduro que "buscan, con la locura de los extremistas de los Estados Unidos, decretar un bloqueo naval sobre Venezuela. Que no permita que salga un buque de petróleo, gas, gasolina, no permitir la entrada de un buque con medicinas, alimento, esto combinado con guarimbas, violencia callejera y provocar eventos para la ocupación militar (estadounidense)".

Asimismo lo refirió Elías Jaua, vicepresidente para el Desarrollo Social el pasado 26 de agosto desde la Casa Amarilla, en Caracas: "Tenemos dónde colocar nuestro petróleo. Eso es lo que ellos (los EEUU) tratarían de impedir con un bloqueo naval y frente a esta agresión hemos convocado al pueblo a evitar la guerra".

Como medida complementaría al bloqueo financiero que se decretó con la Orden Ejecutiva firmada por Donald Trump el 25 de agosto, el bloqueo naval se articularía con el fin de provocar una verdadera "crisis humanitaria" que supondría, en el terreno, una "intervención humanitaria" basada en la concepción occidental de la "Responsabilidad Para Proteger" (R2P, por sus siglas en inglés).

En total, los cuatro escenarios descritos que representan las actuales amenazas a la soberanía venezolana -repetimos- no deben verse como acciones aisladas entre sí, sino como formas complementarias de una misma estrategia que busca, luego de varios intentos, el nacionalicidio, el socavamiento del Estado y el control trasnancional de los recursos naturales de Venezuela.

http://misionverdad.com/la-guerra-en-venezuela/cuatro-amenazas-estadounidenses-a-la-soberania-venezolana



Pocas veces me he divertido tanto con una historia de ficción, pero bueno; solo tienes que reconstruir la historia reciente de Venezuela y mirar como con tanta expropiación y tanta estupidez economia la economía venezolana increíblemente todavía es viable ; el otro tema, que Colombia va a tomar parte en una invasión a Venezuela es realmente ridículo. Si nosotros de verdad quisiéramos su ruina los dejaríamos solitos con sus errores.
avatar
azulez70
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 489
Fecha de inscripción : 18/07/2014
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Venezuela-Colombia

Mensaje por orinoco_man el Dom 3 Sep - 8:27

Paramilitarismo colombiano: el ejército invasor de Donald Trump


La reciente agresión de Los Rastrojos en el estado Táchira, fronterizo con Colombia, se suma a una serie de acciones contra Venezuela que plantean un conflicto a partir de grupos irregulares en este país vecino después de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, lo visitara unos días atrás y el jefe de la CIA, Mike Pompeo, hablara de un trabajo en conjunto en pos de una "transición pacífica" en Venezuela.

Nota Completa:
http://misionverdad.com/la-guerra-en-venezuela/paramilitarismo-colombiano-el-ejercito-invasor-de-donald-trump
avatar
orinoco_man
Cabo Primero

Cantidad de envíos : 3420
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Venezuela-Colombia

Mensaje por azulez70 el Dom 3 Sep - 14:50

orinoco_man escribió:Paramilitarismo colombiano: el ejército invasor de Donald Trump


La reciente agresión de Los Rastrojos en el estado Táchira, fronterizo con Colombia, se suma a una serie de acciones contra Venezuela que plantean un conflicto a partir de grupos irregulares en este país vecino después de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, lo visitara unos días atrás y el jefe de la CIA, Mike Pompeo, hablara de un trabajo en conjunto en pos de una "transición pacífica" en Venezuela.

Nota Completa:
http://misionverdad.com/la-guerra-en-venezuela/paramilitarismo-colombiano-el-ejercito-invasor-de-donald-trump

Si esos delincuentes se meten para alla van es en busca de las rutas del narcotrafico y el dinero del negocio, espero que las FM de Venezuela los combatan cosa que nunca hicieron con otros igual de delincuentes como farc y eln.
avatar
azulez70
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 489
Fecha de inscripción : 18/07/2014
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Venezuela-Colombia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 31 de 31. Precedente  1 ... 17 ... 29, 30, 31

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.