El Foro Militar de Venezuela

HECHOS DE ARMAS E HISTORIA MILITAR DE LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS EN EL SIGLO XX-XXI

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: HECHOS DE ARMAS E HISTORIA MILITAR DE LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS EN EL SIGLO XX-XXI

Mensaje por oscaramh el Dom 13 Mar - 11:35

Tratado de Límites de 1941 entre Colombia y Venezuela

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda

Diferendo limítrofe en el Golfo de Venezuela.



El Tratado de Límites de 1941 fue un acuerdo firmado entre Colombia y Venezuela sobre límites fronterizos el 5 de abril de 1941, en la ciudad colombiana de Cúcuta, por los presidentes de ambos países, Eleazar López Contreras y Eduardo Santos.
La firma del tratado definitivo de límites terrestres entre Venezuela y Colombia en 1941, ha determinado el surgimiento de nuevos problemas entre las repúblicas vecinas.
Dicho tratado le asignó una pequeña porción de costas sobre el Golfo de Venezuela a República de Colombia en base al concepto de "costa seca", es decir, la jurisdicción colombiana cesa al comenzar el agua, la cual es soberanía venezolana. En los años 1960, las Naciones Unidas promulga el Tratado del Mar, el cual, entre sus cláusulas, declara nulo el concepto de "costa seca". Desde entonces, Colombia ha venido exigiendo que se le reconozca soberanía sobre una amplia zona marina y submarina que suponen rica en hidrocarburos y otros recursos naturales. Sin embargo, Venezuela, al igual que otros países incluyendo a Estados Unidos, no ha firmado dicho tratado y por consiguiente, no está sujeto al mismo.
La frontera terrestre colombo-venezolana es una zona conflictiva y de perenne tensión entre ambos países, por problemas como el narcotráfico, contrabando o comercio ilegal, la presencia de enfermedades de alto riesgo que suelen própagarse a ambos lados de las líneas limítrofes, y la presencia de la guerrilla colombiana.
Mapa de Venezuela
1840


Mapa de la Nueva Granada (Colombia)
1851




http://es.wikipedia.org/wiki/Tratado_de_L%C3%ADmites_de_1941_entre_Colombia_y_Venezuela
avatar
oscaramh
Sargento Mayor de Tercera

Cantidad de envíos : 5656
Fecha de inscripción : 17/10/2010
Edad : 32

Volver arriba Ir abajo

Re: HECHOS DE ARMAS E HISTORIA MILITAR DE LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS EN EL SIGLO XX-XXI

Mensaje por guaripete el Jue 16 Jun - 16:16

Muchachos tambien recuerden los hechos de 1929 en Cumana la invasion por parte del general Román Delgado Chalbaud en el Falke ( si el padre del presidente asesinado años mas tarde).
y los priomeros usos de la aviacion militar Venezolana bombardeando a los rebeldes que tomaron Cumana.

Mi nombre es Tomás Torres. Tengo noventa y un años. En 1929 cuando la invasión del Falke, hace setenta y cinco años, tenía dieciséis años y como es natural muchos de los recuerdos que tengo de esa época son nebulosos. Pero otros son muy vívidos debido a la gran impresión que me causaron. Yo vivía entonces en un ranchito que quedaba entre el colegio de las monjas carmelitas y lo que es hoy la gobernación. Actualmente hay allí una pequeña plaza.
Cumaná había sido estremecida unos meses antes, en enero de ese mismo año, por un fortísimo terremoto que causó numerosas víctimas y el derrumbamiento de muchas edificaciones, entre ellas el teatro, que quedaba en la manzana frontal a donde yo residía. Tanto fue el daño sufrido en esa manzana que no fue reedificada sino que se construyó lo que es hoy la Plaza Bolívar y una plaza donde tocaba la banda del estado.

De los aviones me acuerdo perfectamente. Era la primera vez que veía un avión, al igual que la mayoría de los cumaneses Todavía no había vuelos comerciales a Cumaná, que sólo comenzarían varios años después. Los aviones no tenían nada que ver con los aviones de ahora. Eran feos, con alas dobles muy grandes, gruesos adelante y delgados atrás. Tenían una sola hélice, que se podía ver seguramente por lo poco avanzado de la técnica. El sonido también era muy diferente al de los aviones actuales, no era un zumbido parejo sino más bien un TACATACATACA, como el sonido de algunas motos. Volaban muy bajo, bajito. No recuerdo si lanzaron bombas. Pero sí recuerdo que un hombre resultó herido por acción de los aviones, no se si fue por explosión de una bomba o por bala, en el sitio donde una señora de nombre Carmelita Díaz criaba chivos por donde está hoy el hospital Antonio Patricio de Alcalá. Entonces Cumaná terminaba en Chiclana, donde estaba una cruz que llevaba el mismo nombre y allí comenzaba un enorme zabilar que bordeaba el cerro. A mí me habían dado dos fusiles y Luis Manuel Yegres los escondió en ese zabilar. Hoy eso está detrás del estadio. En épocas de lluvia para ir a Caigüire; un caserío de pescadores cercano en la costa del golfo; había que hacerlo bordeando el cerro que se encuentra detrás de Cumaná y a lo largo de la costa del golfo dejando un espacio hasta llegar al mar. Esa vía pasaba por la chivera de Carmelita Díaz. Otra vía era precisamente por el espacio que quedaba entre el cerro y el mar, que era la llamada sabana de Caigüire, por donde se construyó la avenida Gran Mariscal. Pero esa sabana se inundaba en época de lluvia y el paso era impracticable. La invasión ocurrió en agosto, que es precisamente la época de lluvias. En ese entonces la zona estaba despoblada y Caigüire era un caserío completamente separado de Cumaná.

Los aviones vinieron varios días y llegaban entre las once de la mañana y la una y media de la tarde. Presumo que han debido hacer escala en alguna parte. La gente les tenía pavor y se encerraba en sus casas al escuchar su ruido o verlos pasar, y muchos se preguntaban si tendrían gente adentro. Más miedo le tenían a los aviones que al combate que se desarrollaba en la ciudad. Yo los veía pasar desde la puerta de mi casa, volando muy bajo, y haciendo su ruido tan característico, que fue lo primero que me llamó la atención y no se me olvida.
Uno de esos días recogí en la plaza Pichincha un proyectil que había quedado encastrado en una horqueta de guayacán. No explotó porque la punta no tropezó con nada. Era como un papelón, de unos treinta centímetros de largo. Pienso que deben haberlo disparado desde el castillo, porque el crucero Gran Mariscal, que también vino cuando la invasión, estaba en el golfo, muy lejos para que sus disparos llegaran hasta el sitio donde recogí el proyectil. Lo llevé a la farmacia Central donde me formaron un zaperoco para que lo sacara de allí.

Yo estaba de aprendiz en esa farmacia, pero poco después me dijeron que no fuera más porque una vez que la revolución fue derrotada, el gobierno trajo una tropa de chácharos, que era como les decían a los andinos al servicio del gobierno, y la estacionó en Cumaná. En el sombrero usaban una banda amarilla que decía Vencedores en La Panchita, porque en un sitio llamado así habían derrotado a Urbina que invadió por Falcón poco antes de la acción del Falke. En la farmacia había aprendido que si se mezclan clorato y azufre y se golpean con fuerza, se produce una gran explosión con el correspondiente ruido. Cuidadosamente procedí a hacer la mezcla y le dije a otro muchacho que también trabajaba en la farmacia que lo hiciera explotar en la orilla del río y así lo hizo poniéndola sobre una piedra y lanzándole otra desde lo alto de la muralla que bordea al río. La explosión fue tan grande que provocó la salida de los chácharos acuartelados en la policía que quedaba en la otra orilla del río, en lo que es hoy la plaza Miranda, y el emplazamiento de un cañón que también tenían allí. También provocó mi salida de la farmacia.

Pero yo vi los aviones, eran feos, anchos adelante y delgados atrás, con alas dobles muy grandes, hacían un ruido muy diferente a los de ahora, tenían una sola hélice que se podía ver y volaban bajo, muy bajito. El sonido que producían fue lo primero que me llamó la atención, era un TACATACATACATACA que no se me olvida.
avatar
guaripete
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 549
Fecha de inscripción : 07/09/2010
Localización : Margarita

Volver arriba Ir abajo

Re: HECHOS DE ARMAS E HISTORIA MILITAR DE LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS EN EL SIGLO XX-XXI

Mensaje por Kelder Toti el Sáb 5 Mayo - 17:25

La Historia Militar del Castrismo.

Por Kelder Toti

La F.F.A.A. nacen en la invasión de los sesentas (1899), comandadas por Cipriano Castro, que estaba formada por sesenta hombres, que hacían el papel de oficiales y unos mil quinientos soldados, sacados la mayoría del peonaje de las fincas de café, que se dedican en la campaña al pillaje, se alimentan de los saqueos, abigeato y robos de las haciendas, en su trayecto hacia Caracas; derrotan y se aliaron con los caudillos liberales descontentos: Castro los batió en Barquisimeto y en El Tocuyo, al ejercito Liberal Amarillo, comandado por el General Luciano Mendoza, que tenía el mérito de haber destruido al ejército Conservador.
El Ejercito Nacional se consolida bajo la dirección de Cipriano Castro, está formado por 30 batallones de 400 efectivos cada uno, fusiles Mausser 1898, ametralladora de tiro rápido y batería de artillería de 80 mm Krupp y de montaña de 60 mm, tenía en línea aproximadamente 12.000 hombres y 2000 jinetes; el mejoró el rancho y el vestuario de los soldados, ha provisto de armas cortas y espadines a la oficialidad: aumentó el parque de fusiles a 40.000 Mauser, con una copiosa provisión de cápsulas, compró dos baterías completa de artillería de montaña, estableció la Maestranza de armas, mandó a fabricar telas en Manchester (Reino Unido) para los uniformes: diseñó, corto y cosió en el país los uniformes de la oficialidad y de los soldados, y purgó al ejército de aquellos elementos que desconfiaba… Anunció Castro su propósito de dotarnos de una flota de guerra eficaz, para la vigilancia del litoral. Se creó el Arsenal de la Marina: compra de cruceros, cañoneros, transporte para el ejército de mar y tierra, y veleras auxiliares, para enfrentarse a los enemigos provenientes del mar, formando a sus oficiales y marineros.

La Caminata al Desastre.

El Cabito apoya a los liberales colombianos exiliados, con el fin de reconstruir a la Gran Colombia, y Castro como presidente, con la ayuda del General Rafael Uribe Uribe, y el presidente de Ecuador Eloy Alfaro: estos se unirían bajo su genio estratégico, con el fin de construir el imperio del liberalismo en América; protegió y financió a los liberales de Uribe Uribe en el Táchira, obliga al presidente de Colombia General José Marroquín del Partido Conservador, a armar a sus tropas y ponerla al frente del general y Doctor Carlos Rangel Garbiras, que ostenta el liderazgo del Partido Liberal Nacionalista en los Andes; Marroquín apoyó a los desterrados venezolanos, a que atacaran en forma limitada a San Cristóbal, para tomar su parque de fusiles que eran una amenaza para Colombia, que serian utilizados en ayudar a la revolución liberal.
Las FF.AA se enfrentó en su primera prueba bélica con los soldados colombianos, comandados por el Doctor Rangel Garbiras, político opositor del Cabito, saqueó Capacho, La Fría y San Antonio, al grito de “Viva Rangel”, intentó tomar por asalto a San Cristóbal, siendo rechazado por el General colombiano Rafael Uribe Uribe, asistido por el General Celestino Castro, con refuerzos traído de Maracaibo, en marcha forzada, para defender la ciudad, derrotó a los invasores el 29 de Julio de 1901 en San Cristóbal, obligándolos a retirarse a Cúcuta. El gobierno tomó a sus adversarios prisioneros, armas, pertrechos y cornetas. Las bajas de los colombianos, según testigos de la época alcanzaron la cifra de 800 hombres muertos y heridos por los colombianos y las del gobierno a 300 muertos por parte venezolana.
Esto convence a Cipriano Castro de intervenir en territorio colombiano, al mando del General José Antonio Dávila, invade a Colombia por la Guajira, cortando como un cuchillo la Península de la Guajira, llegará hasta Cartagena, cercando a las fuerzas regulares del Ejército colombiano que combatían en el Riohacha a los liberales, en apoyo de las fuerzas sublevadas, que estaban luchando en las riberas del río.
La penetración del cuerpo expedicionario venezolano será aplastada, al atacarlo los conservadores colombianos simultáneamente desde el Sur de Santa Marta y desde el Norte de las cabeceras del Riohacha, la fuerza que se dirigió al Norte, río abajo, los acorrala cerca de Carazúa, en un ataque en pinzas, ya que en su desesperación les fue imposible escapar vadeando el río, atacándolo por la vanguardia y la retaguardia, masacrándolos en su orilla, el 13 de Enero de 1902, persiguiendo a los sobrevivientes de la expedición de 5000 efectivos.
Solo logró salvarse el General José Antonio Dávila y un puñado de oficiales, que abandonaron a la tropa a su suerte, logrando sobrevivir en su huida a la persecución de los indios guajiros y expatriados venezolanos, que los acosarían sin piedad, para robarles sus anillos de oro, cadenas, relojes y fusiles, liquidando “todo intento de posterior invasión”. Marroquín no explota la situación por el levantamiento y la presumible invasión americana a Panamá, lo que permitió al Cabito hacer las paces, y salva la honra, ante la posibilidad de una invasión de los Conservadores colombianos.
El Cabito ha sido comparado muchas veces con Napoleón Bonaparte, la causa de la derrota además de un mando errático, falta de provisiones y el paludismo, fue la falta absoluta de logística, que permitiera el abastecimiento de la expedición, olvidándose que “todo ejército combate sobre su estómago”: adentrándose en un terreno semidesértico incapaz alimentarlo por sí solo, Napoleón como un consumado estratega hubiera previsto la logística para tal operación, escogiendo un terreno idóneo más idóneo para la campaña. Cipriano Castro no pasará de ser un vulgar imitador del Gran Corzo, con la desventaja que tendrá su Waterloo colombiano, desistiendo posteriormente de cualquier intento guerrerita con Colombia.
Esta derrota dejó al Ejército Nacional sin las reserva estratégica necesaria para hacerle frente a la Revolución Libertadora, encabezada por el General Antonio Matos, lo que lo obligó a atrincherarse en La Victoria, esperó los refuerzos reclutados apresuradamente por Juan Vicente Gómez en Caracas y en los Andes, por los Generales: Leopoldo Baptista, Pedro María Cárdenas y Pedro Linares, ya que la expedición del General José Antonio Dávila destruyó el 40% de los efectivos del ejército.
Si los efectivos de la Revolución Libertadora hubieran avanzado por los Valles del Tuy que era su plan inicial, los habrían aplastado sin oposición alguna, liquidando sus fuerzas en Caracas, al tomarla por asalto, retirándose Cipriano Castro con sus efectivos a Ocumare del Tuy, embarcándose a Maracaibo, emprendiendo la reconquista, al avanzar en forma de tenaza, destruyendo a los Liberales Amarillo posteriormente, con la posibilidad de reagruparse en los Andes y en el Zulia, mientras las fuerzas heterogéneas, sin cohesión alguna de la Revolución Libertadora, se hubieran dispersado en una guerra de desgaste de ahí la importancia del General Luciano Mendoza de derrotarlos en el campo de La Victoria.
El Cabito dio instrucciones en el plan de contingencia, retirarse a Ocumare del Tuy, a través de la Colonia Tovar, camino a la costa, donde estaba fondeada la escuadra. Todas las tropas que sobreviviera a La Victoria, combatirían en guerrillas, mientras Castro se embarcaría a Maracaibo, con cinco mil Máuseres y un millón de balas, y con el material que disponía en los Andes, organizaría un nuevo Ejército para volver al Centro, utilizando el Castillo de San Carlos y el Libertador, cuyas plazas se encontraban bien aprovisionadas y dirigidas por hombres de su confianza, que serviría de punto de reagrupamiento del Ejército Nacional, de fracasar en La Victoria o ser tomada Caracas, por asalto.
El General Luciano Mendoza consciente de la delicada situación de Castro, es partidario de una batalla decisiva que destruya a los Nacionalistas Restauradores para siempre, sin prever que sus fuerzas no poseían la logística ni la capacidad combativa necesaria para tal fin, de ahí el descalabro, ya que de exponerse a una guerra de desgaste los destruiría a mediano plazo, al minar su cohesión por las divisiones interna del liderazgo de Antonio Matos. No poseía la Revolución Libertadora ni la artillería de grueso calibre, ni las fuerzas motorizadas, ni la suficiente reserva estratégica de soldados y de suministros para romper la línea defensiva en extensión de Cipriano Castro, ubicada en La Victoria, obligándolos a retirarse ordenadamente a sus regiones, en vez de reagruparse y atacar en otra dirección, con mayor suerte.


Acorazados en el Caribe.

La segunda prueba bélica, fue el bloqueo a las costas venezolanas de los acorazados de la clase Predrenaugth y Cruceros, apoderándose sin disparar un tiro de la escuadra anclada en La Guaira, que los utilizaran como trofeos de guerra y blancos de tiro, sus barcos según Castro en alocución al Congreso eran nuevos, sus tripulante en vez de hacerle frente a los invasores con una formación o hundir sus barcos, prefirieron lanzarse al agua, hubo casos en que estos se entregaron mansamente a cambio de helado y te, dada la negligencia mostrada por al Almirante de la Escuadra: Román Delgado Chalbaud. Los reportes del Almirantazgo de la Marina Imperial Alemana, dados por el Teniente de Navío Eckerman los califica: “de una partida de cobardes, sin ánimo de combatir, ni de huir”, los que los motivó a formar improvisadamente entre los marineros del cañonero SMS Panther, una compañía de asalto que toma las instalaciones del puerto sin disparar un solo tiro. El ataque por sorpresa a lo Nelson de la Marina Imperial Alemana tomó por sorpresa a la escuadra venezolana, que no colocó vigías ni protegió la entrada a la bahía con barcos torpederos ni cañones, destruyó de un solo golpe a la escuadra, neutralizando todo esfuerzo posterior de ataque a la Flota Combinada Anglogermana.
El cañonero SMS Panther se enfrentó y abordó a la goletas, torpederas y cañoneras: 23 de Mayo, El Totumo, El General Crespo, Zamora, El Zumbador y El Margarita, en el Puerto de La Guaira, convirtiéndose en botín de guerra. El grupo de asalto formado apresuradamente, ante el eminente éxito en la captura de los buques, asaltó sin resistencia La Guaira, para rescatar a los Cónsules y tomar por asalto el puerto, el 9 de Diciembre de 1902, uniéndose el Crucero Inglés HMS Caribdis, mientras el resto de la flota combinada esperaba en mar abierto.
Los cañoneros venezolanos Totumo y General Crespo fueron remolcados a mar abierto por los alemanes y hundidos el 10 de diciembre de 1902. Marinos armados del acorazado inglés HMS Retribution abordan el cañonero Ossun y Margarita y les destruye las máquinas. En una rápida maniobra, el 10 de diciembre, dos buques alemanes apresan el cañonero venezolano Restaurador en Guanta; en la isla de Trinidad los ingleses capturan el cañonero Bolívar, y lo incorpora a su flotilla obligándolo a navegar con bandera británica.
El 13 de Diciembre atacan la amurallada de Puerto Cabello, bajo el mando de los comodoros Montgomery del Crucero HMS Caribdis, que protege la bahía de un contraataque y el alemán crucero SMS Vineta bajo el mando del capitán de navío Sheeder, quienes abren fuego después de un ultimátum, sorprendiendo al jefe del Castillo, Carlos Silverio, que amolaba en el patio las espuelas de un gallo, llevándose como botín de guerra las campanas y los cañones de bronce del fuerte.
El 22 de Diciembre de 1902, el vicealmirante inglés Archibald Lucas Douglas, bajó a La Guaira, e hizo publicar en el diario El Heraldo de La Guaira, lo siguiente: “Por la presente se notifica que un bloqueo ha sido declarado para los puertos de La Guaira, Carenero, Guanta, Cumaná, Carúpano, y las bocas del Orinoco, y será efectivo desde el 20 de Diciembre…” .
Ellos se apoderaron de los puertos y aduanas, que permanecieron en poder de los Ingleses hasta 1938, al serle comprada a la Gran Bretaña por Eleazar López Contreras, al cancelar la deuda pendiente. Solo el 17 de Enero del 1903 en la Fortaleza de San Carlos del estado Zulia, el General Jorge Bello decide a resistir el ataque el cañonero alemán SMS Panther, obligando la combinación de fuego del Crucero SMS Vineta, que mantendrían un duelo de artillería de ocho horas de duración con los artilleros del Cuartel San Carlos, antes de retirarse, ya que hubo una reacción militar, y la consiguiente protesta de los americanos ante el ventajismo de las potencias aliadas.
El ataque al Castillo Libertador y al Fortín Solano de Puerto Cabello, se debió a la quema de la bandera inglesa, solo el Coronel Antenor Ugueto, repelió el ataque en el Fortín Solano con disparos de fusilería, mientras el Castillo Libertador fue ocupado sin resistencia por la marina enemiga. El Presidente no toma el sendero de las armas tras el triste papel de La Guaira y Puerto Cabello, y la experiencia amarga de Colombia, prefiere producir dividendos a corto plazo. Ordena el acuartelamiento y el reconocimiento de los invasores con caballería ligera, encendiendo la llama del patriotismo de un país ofendido, mediante elocuentes alocuciones que provoca un entusiasmo general, que se puede sintetizar en la frase: ¨ La planta insolente del extranjero ha profanado el sagrado suelo de la patria”. Expide un decreto de amnistía e inicia una campaña publicitaria contra las potencias bloqueadoras, a través de articulistas tarifados en Madrid, Bruselas, Paris y Nueva York, obteniendo algunos triunfos políticos mas no militares, lo que les permite a los caudillos Liberales Amarillo obtener un respiro, y reagruparse en sus regiones.
La causa de la agresión fue la falta del pago de la deuda externa venezolana, aunque se especula de una posible maniobra de los alemanes, para medir la reacción de los norteamericanos en una acción combinada de los Imperios Europeos en Sudamérica. Se ha pasado por alto los desacuerdos de la Cancillería Imperial y el Foreing Office, por el apoyo alemán a la guerra de independencia de los Boers en Sur África, siendo una acción conciliadora, y a los desacuerdos en Marruecos, dándose cuenta los británicos que ello conllevaba a la ruptura de la alianza anglo-americana, aceptando el dialogo de Teodoro Rooselvelt, para no encontrarse desamparados ante una posible guerra continental.
El pobre papel desempeñado por el Ejército Nacional se debió al carecer de un espíritu de combate, que las motivará a luchar contra un enemigo superior tecnológicamente; falta de oficiales instruidos en el combate naval, que improvisen soluciones a los problemas de campo; carencia total de iniciativa; falta de artillería naval moderna, y el deseo de no arriesgarse a confrontarlos, ante una eventual derrota. El caso más patético es de la Armada, es que un solo cañonero, abordó y desarmó a los seis barcos de guerra, mientras el resto de la flota anglo-germana permanecía a la distancia disfrutando el espectáculo con los catalejos, esta será una grave advertencia que se sucederá en posteriores ocasiones.
Es una carencia alarmante de falta de preparación para actuar en formación naval, agresividad de mando e instrucción militar, así no es extraño que el propio Cipriano Castro se excusara con vergüenza al decir que: -“(eran) tres vapores indefensos de nuestra Armada, que habían entrado al dique para recibir reparaciones mayores”.
-La derrota siempre tiene excusas, hasta las más aplastantes.
No por ello dejo de tomar medidas efectivas que tendrán una gran trascendencia en el conjunto, aunque no las capacitó para defender el territorio nacional. La creación de la Academia Militar en los ramos: infantería, caballería, artillería, ingeniería militar y Estado Mayor, que se constituirá, decretando su fundación el 4 de Julio de 1903, y se inaugurará oficialmente el 5 de Julio de 1910; y les indicó a los jefes de los puertos y de las base navales que debían atacar a los buques enemigos antes de llegar a la rada, dotó a los puertos de guarniciones y compró artillería naval para defender las instalaciones portuarias, para que no pudieran acercarse las naves contrarias, y diseñó el dispositivo de despliegue de los batallones de infantería, que se mantendrá en vigencia hasta nuestros días, que vería su fracaso en el Golpe de Estado del 19 de Diciembre de1 1908, precipitado por las potencias extranjeras, que propiciaría el movimiento sedicioso, dada la falta absoluta de confianza de los conjurados en sus Fuerzas Armadas.
Las consecuencias del bloqueo naval estuvieron basadas en el incremento de la influencia norteamericana en la América Latina en lo que se conoce como el Corolario Roosevelt, que es una enmienda a la Doctrina Monroe ahora consideraría a América Latina como territorio para expandir los intereses comerciales de los Estados unidos en la región. En la enmienda el gobierno de los U.S.A. está obligado a intervenir en los asuntos internos del “país desquiciado” para reordenarlo, restableciendo los derechos y el patrimonio de su ciudadanía y sus empresas, esta doctrina diplomática supuso una carta blanca para la intervención de los Estados Unidos en América Latina.
En 1908, declara inexistentes sus relaciones diplomáticas con Venezuela, abandona la capital Mr Bowens, mientras en Caracas circula panfletos señalando: “El tirano Castro tiene 24 mozas” con pensiones que oscilan de 600 a 1200 Bolívares mensuales de sueldo, quienes al caer Castro sus casas serán saqueadas, y lanzadas a la calle. Teodoro Roosevelt le dice a su Secretario de Estado, en Washington DC, al enterarse de la expulsión del embajador: “Voy a mandar un acorazado para que me traigan ese mono”, cosa que aceleró la decisión de Juan Vicente Gómez de ejecutar el “Golpe de Estado”, el nuevo gobierno - se cree-, que pide los barcos a Washington, para evitar la reacción de los castristas, exime de multas a la The New York and Bermúdez Company, impuesta por Castro, y les paga el nuevo gobierno presidido por Gómez indemnizaciones.
La última proclama del Presidente Castro, dice a los venezolanos: “Circunstancias especiales me obligan hoy, por breves días, a partir para Europa… Constitucionalmente queda encargado de la Presidencia el Primer Vicepresidente, General Juan Vicente Gómez. Rodeadlo y prestadle vuestra colaboración en el desempeño de su alta misión, como si fuera yo mismo, y habréis cumplido con vuestro deber”… Abrazo entre lágrimas se lleva a cabo en la estación de trenes de Gato Negro el 24 de Noviembre de 1908, al finalizar la alocución Castro se despidió: -“ahí les dejo a Juan Vicente, que es como si fuera yo mismo”, y partió para Europa a operarse de los riñones, en Berlín.
El doce de diciembre de 1908, un barco holandés, presiona al entrar a La Guaira en actitud de ataque, captura a varias cañoneras, aprende al guardacostas Alexis frente a Tucacas, es el crucero holandés “Gelderland”, se invoca el espíritu nacionalista de los estudiantes de la Universidad Central de Venezuela a la plaza Bolívar, para el día 13 de Diciembre, con la excusa de protestar por la agresión holandesa, armando la tarima para el “Golpe de Estado”, sorprendiendo a los Castristas, que no esperaban una traición de los estudiantes, quiénes se prestaron para la jugada.
La sorpresa del Gobernador de Caracas, Pedro María Cárdenas, quiénes asintieron a las manifestaciones, y resultaron arrestados o asesinados en los días siguientes, estos habían sido alertado por Cipriano Castro, enviándole un telegrama a sus partidarios, desde Berlín, que decía: “La culebra se mata por la cabeza”, ya que exigía el asesinato de los conjurados, para el restablecimiento de su autoridad.
Los oradores en la plaza Bolívar son: Elías Toro, Román Delgado Chalbaud, Leopoldo Baptista, y Eliseo Sarmiento hablan, no sobre la agresión de Holanda sino de echar a Castro del poder, reflejo del temor por la incursión Anglogermana de 1902, coincide con el público presente, que se desplaza de la Plaza Bolívar a El Paraíso, a la casa de Gómez, quienes llaman a Juan Vicente Gómez, y lo aclaman bajo los gritos de: “Viva Gómez, muera Castro”, y llevan a Gómez en brazos a la Casa Amarilla, mientras la multitud saquea la imprenta oficial, la botica y la lavandería de Enrique Thielen, yerno de Enrique Tello Mendoza, la mano derecha de Castro.
El General Gómez había quedado encargado de la presidencia a partir de la salida del presidente en funciones el 24 de noviembre de 1908, ya que para la época se desempeñaba como Vicepresidente ejecutivo de la República. Aprovechando la salida del país del presidente Cipriano Castro, realizó cambios en su condición de presidente encargado del país dándose asimismo poderes especiales pasando por encima de lo establecido en la Constitución de Venezuela de 1904.
El 20 de junio de 1908, Castro había roto relaciones con Norteamérica. Ese día Jacob Sleeper – el encargado de negocios- cerró la embajada norteamericana, y puesto los archivos en resguardo del embajador brasileño. Ahora –seis meses después- Gómez ordena a su canciller José de Jesús Paúl, que pida al embajador brasileño, que se había hecho cargo de los negocios del embajada norteamericana, que transmita una petición al gobierno Norteamericano -una “acción inmediata de los Estados Unidos”, y su telegrama al Departamento de Estado no se hace esperar al darse el Golpe de Estado en contra de Castro: “Reacción contra el general Castro iniciada. Ministro Exterior me requirió hacer constar gobierno americano voluntad (del) Presidente Gómez ultimar satisfactoriamente todas las cuestiones internacionales. Halla conveniente presencia nave de guerra norteamericana. La Guaira previsión acontecimientos.
El Departamento de Estado envió cuatro barcos: el crucero pesado USS Nort Carolina, los acorazados USS Moine y USS Des Moinen y la cañonera USS Dolphin al mando la escuadra estaba el Almirante William Buchanan, la flota permaneció anclada o patrullando en La Guaira nueve meses: desde el 24 de Diciembre de 1908, hasta el 20 de Octubre de 1909. Su misión es interceptar los posibles desembarcos de los castristas en Venezuela, distribuyendo los cruceros en el centro y las cañoneras en los flancos, pudiendo socorrer a las cañoneras en una confrontación.
En su declaración al New York Time el canciller Jesús Paúl justifica la acción, de llamar a la flota norteamericana, diciendo que la situación era desesperada; incierto el apoyo del ejército; que muchos de los amigos y familiares de Castro ocupaban altas posiciones. Repite diciendo – “Temíamos asesinatos, anarquía y una reacción anti-extranjera. Nuestra responsabilidad era grande. Yo pensé que mi deber era llamar a las potencias a enviar barcos para asegurar el orden. Al hacerlo, preveníamos, en vez de invitar a, una intervención americana”. La razón del proceder del gobierno norteamericano es para conversar y llegar a un arreglo con el nuevo gobierno venezolano.
Al llegar a la Guaira la cañonera USS Dolphin la oficialidad fue recibida con todos los honores, Gómez expresó: “el honor de que habían hecho muestra los Estados Unidos al enviar tan rápidamente y cordialmente un barco a aguas venezolanas”. El comandante del Dolphin: Thomas Washigton, y otros tres oficiales, fueron condecorados por su labor. La razón de semejante conducta se debe a la incapacidad estratégica de los elementos decisorios, su falta de entrenamiento para afrontar una crisis y su falta de confianza en sí mismo para afrontar un conflicto militar, entregándose a los brazos de una potencia extranjera, una constante que se repite a lo largo de su historia militar, convirtiendo a Venezuela en un protectorado norteamericano.
Argumentando una conspiración para asesinarlo que nunca fue probada, y apoyándose en comerciantes y ganaderos aliados suyos, Gómez dio el Golpe de Estado el 19 de diciembre de 1908, mostrándose inicialmente liberal y respetuoso de las leyes, pero volviéndose hacia una tiranía tomando medidas para contener, y exiliar a la oposición apoyándose en una supuesta revuelta en su contra. Gómez destituye rápidamente a los jefes militares y ministros del gobierno de Cipriano Castro, manteniendo sólo a los que le seguían en su golpe. Además, Gómez ordena que se les abra un juicio a Castro y a sus partidarios por un supuesto intento de asesinato.
avatar
Kelder Toti
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 28/04/2012
Localización : Caracas

Volver arriba Ir abajo

Re: HECHOS DE ARMAS E HISTORIA MILITAR DE LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS EN EL SIGLO XX-XXI

Mensaje por hostile el Miér 15 Ago - 16:02

Por que no siguen este tema? es muy interesante e importante para el conocimiento de todos
avatar
hostile
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 113
Fecha de inscripción : 29/02/2012
Localización : Mi pc

Volver arriba Ir abajo

Re: HECHOS DE ARMAS E HISTORIA MILITAR DE LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS EN EL SIGLO XX-XXI

Mensaje por orlando jose navas pachec el Miér 15 Ago - 23:15

Hundimiento del Monagas


El Monagas fue un tanquero petrolero de bandera venezolana atacado por submarinos nazis en las costas de de la Península de Paraguaná.1 En ese ataque de una operación estratégica de la Marina de Guerra del Tercer Reich denominada Operación Neuland2 sufrieron destrozos siete buques que también fueron torpedeados; San Nicólas, Tía Juana, Pedernales, San Rafael, Orajestad y Arkanzas. Esta agresión tuvo gran trascendencia por haber sido el primer ataque alemán a un territorio del hemisferio occidental dando pie a que el Gobierno enviara una nota de condena al Encargado de Negocios de Venezuela en Berna con el fin de que el gobierno suizo levantara una queja contra Alemania por el ataque y la muerte de algunos tripulantes venezolanos. Las llamas que consumían a estos buques eran visibles desde Carirubana y otras poblaciones de la Península lo que hizo que los habitantes se retiraran de las costas.

Los hechos

El tanquero Monagas pertenecía a la "Mene Grande" y la mayoría de su tripulación eran habitantes de Carirubana, fue atacado a pocas millas de Punta Macolla. Había zarpado desde Maracaibo el 15 de febrero de 1942 y fue atacado en la madrugada del 16 entre Paraguaná y las Antillas Holandesas. El torpedo lanzado desde un submarino U-502 bajo el mando del Capitán Jürgen von Rosenstiel destruyó el puente de mando pereciendo el marinero de guardia de timónel Lázaro Léydenz, otros oficiales también fallecieron con ese impacto mientras que Walter Buschell como oficial superior no abandonó la nave y murió carbonizado.

Nota de condena

Luego del suceso el Gobierno Nacional presidido por el general Isaías Medina Angarita envió una nota de protesta por medio de la delegación diplomática en Berna, sin embargo, el gobierno alemán no la recibió. Venezuela había roto las relaciones desde Diciembre con Alemania, Japón e Italia pero estos hechos trajo como consecuencia algunas acciones diplomáticas como el congelamiento de los bienes de ciudadanos alemanes radicados en Venezuela, al mismo tiempo, el gobierno restringió las actividades económicas de estos grupos dentro de las fronteras del país.

Se logró, por medio de investigaciones detener por lo menos a 800 ciudadanos de nacionalidad alemana que tenían actividades de apoyo al partido Nazi, los mismos fueron encarcelados en Lara y Trujillo. Por otro lado se clausuró el Colegio Alemán de Caracas luego de ser comprobado que tenían actividades pro nazis.

Tripulación

La tripulación del Monagas consistía en 19 venezolanos, 3 noruegos, 3 ingleses, 3 chinos y 2 griegos.

Venezolanos: Luis Marcano, Nolasco Zea, Melecio Machado, Eugenio Aldama, Casimiro Mata, José Asunción Rodriguez, Pedro Tenía, Nicolás Gutierrez, Vicente Coello, Lázaro Colina (quien según testigos murió golpeado por la hélice al caer de la popa), Lázaro Leydenz, Manuel Padilla, Juan Colina,Fidel Fainetes, José Colina, Antonio Zavala, Miguel Silva, Pablo Cañas, Etanislao Marval y Francisco Marval.
Ingleses: Walter J. Buschell, Arthur Francis y George Davidson.
Noruegos: Oskar Aanensen, Ingvard Loland y Erlin Baadsen.
Griegos: Aristides Samoilis y Elías Papaionnou.
Chinos: José Mac, Kong Pow y Chong Leang

http://es.wikipedia.org/wiki/Hundimiento_del_Monagas

aqui se muestra una parte de la historia del siglo XX escazamente conocida
avatar
orlando jose navas pachec
Cabo Segundo

Cantidad de envíos : 2267
Fecha de inscripción : 27/10/2009
Localización : venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: HECHOS DE ARMAS E HISTORIA MILITAR DE LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS EN EL SIGLO XX-XXI

Mensaje por orlando jose navas pachec el Sáb 18 Ago - 15:01

revisando facebook de aviamil encontré este link sobre el incidente del caldas

http://rafael.bervin.over-blog.es/article-incidente-caldas--39376270.html
avatar
orlando jose navas pachec
Cabo Segundo

Cantidad de envíos : 2267
Fecha de inscripción : 27/10/2009
Localización : venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: HECHOS DE ARMAS E HISTORIA MILITAR DE LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS EN EL SIGLO XX-XXI

Mensaje por orinoco_man el Vie 2 Mayo - 7:15

Influencia prusiana en el ejército venezolano a principios del Siglo XX

Antecedentes

Con la guerra franco-prusiana (1870-1871), Francia deja de ser considerada una potencia militar, para que Prusia asuma ese rol. La táctica cerrada y uniforme del conde Helmut von Möltke se convirtió, desde ese momento, en ejemplo a seguir entre muchos ejércitos a nivel mundial.
Por supuesto, siempre se busca imitar al vencedor.

En Latinoamérica, la primera misión militar prusiana llegó a Chile, en 1885. Su éxito fue tan rotundo en la reorganización del ejército chileno, que varios países de la región decidieron imitar la lección.
Entre ellos Venezuela.

En la época que llega la primera misión prusiana a esta región, Venezuela se encontraba en un permanente estado de guerra civil, con caudillos como arroz, con un ejército casi inoperante, con generales muy vistosos pero incapaces. El general Antonio Guzmán Blanco, entonces Presidente de la República y uno de esos “vistosos”, había tratado de poner un poco en orden al ejército, adoctrinándolo al estilo francés. Pero no lo logró, puesto que cada caudillo que llegaba al poder traía su propio ejército de montoneros, y nunca se concretaba una organización de un verdadero ejército de la República.

Castro y Gómez

Esta situación de desorden va a cambiar a partir de 1899, cuando Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez llegan al poder producto de una de las tantas “revoluciones” que nos azotaron. Los caudillos regionales, despojados del poder, se aglutinaron para formar una rebelión llamada “Revolución Libertadora” en 1902, financiada por empresas extranjeras. Castro se dedicó a combatirla ferozmente, y logró derrotarla un año más tarde en la Batalla de Ciudad Bolívar (julio de 1903), con la conducción de Gómez.

A partir de ese momento, tanto Castro como Gómez entendieron la necesidad de fortalecer, modernizar y adecuar al ejército venezolano que sirviera como apoyo a la República, no al servicio de un caudillo.

En 1903, Castro ordena la creación de la Escuela Militar y la construcción de su sede, el Castillo de La Planicie. Se hacen algunos adelantos en la materia, pero que se ven interrumpidos por los acontecimientos políticos. En 1908 Castro es derrocado por su compadre Gómez, comenzando así una nueva etapa en la historia de Venezuela.
Y de esto no escapó el ejército.

Comienza la reorganización

En 1910 es inaugurada la Escuela Militar en su sede de La Planicie por el Presidente Gómez. La intención de profesionalizar al Ejército Nacional ya estaba patente. Es en ese momento cuando Gómez autoriza la llegada de una misión militar de instrucción, encabezada por el Coronel chileno Samuel Mc Gill, quien cumplirá un papel preponderante en esta reorganización.

El Coronel Mc Gill, nombrado Instructor General del Ejército Nacional, junto con el Inspector General del Ejército, General Félix Galavís, se dedica a formar a los futuros oficiales venezolanos desde la Escuela Militar, donde el chileno también ejercía el cargo de Comandante del Cuerpo de Cadetes. De esta rígida formación saldrán muchos oficiales, más o menos actualizados en el arte de la guerra moderna, inclusive dos de ellos llegaron a ser, aunque no del mismo modo, Presidentes de la República: Isaías Medina Angarita (promoción de 1914) y Marcos Pérez Jiménez (Nº 1 de la promoción de 1933).

Mc Gill, de formación netamente prusiana, imprime al ejército el sello característico del modelo prusiano del casco de penacho y el paso de ganso. Esto, completado por la conocida germanofilia del Presidente Gómez, viene a consolidar la influencia de la escuela prusiana en el ejército venezolano. Tanto estaba imbuido Mc Gill en el arte prusiano, que un historiador lo llamó “el más prusiano de los prusianos del Ejército Nacional” (Carlos Pérez Jurado, en su ensayo “Gómez, gomecismo y Ejército Nacional”, página 13).
En sus memorias, el Coronel Mc Gill hace unos comentarios que reflejan la situación del ejército venezolano cuando llegó:

“Desde la época gloriosa de las guerras de la Independencia, en que el Ejército de Venezuela paseó victorioso su bandera por todo un Continente, el Ejército había ido degenerándose hasta el punto de apenas ser digno de este nombre, todo por las constantes conmociones políticas, en que se veía envuelto constantemente el país. Se mantuvo la institución en tal atraso y abandono, que en la mayoría de los cuarteles los soldados dormían en el suelo por carecer de camas, los edificios destinados a tales fines carecían de toda clase de confort para la vida de las tropas. Se les mantenía en la mayor ignorancia, eran masas analfabetas. Para su aseo corporal eran llevados a los ríos más cercanos y allí aprovechaban para lavar las ropas que llevaban puestas, las secaban al sol y luego esperaban para volvérselas a poner. No usaban zapatos, sino alpargatas; los zapatos sólo se ponían incidentalmente, en el caso de tener que rendir honores a algún personaje nacional o extranjero o para asistir a algún entierro decretado por la superioridad militar. La oficialidad, como uniforme, llevaba generalmente una blusa azul abotonada en el cuello, por debajo un chaleco, el pantalón muchas veces era civil, la cabeza cubierta por un pequeño kepis, estilo francés y terciado en el hombro un machete que colgaba de una banda de tela tricolor como de 10 centímetros de ancho. Este cuadro no podía ser más desalentador para el espíritu de un buen patriota”.

En 1913 se crea la Oficina Técnica Superior del Ejército, la cual se va a encargar de la elaboración de la doctrina militar, la organización y la instrucción del ejército. Mc Gill formó parte de ella.

Se decreta el Reglamento de Uniformes del Ejército en 1912, en el cual se establecieron tres uniformes: gala, diario y campaña. La confección era del más riguroso estilo alemán: en el uniforme de gala predominaba el color de fondo: el azul de Prusia; en el de diario, el color era de dril kaki o gris; y en el de campaña predominaba el color verde aceitunado. Las alpargatas (calzado rudimentario usado por los campesinos en Venezuela, referidas por Mc Gill ut supra) lentamente son sustituidas por los zapatos, pero no totalmente. Por esta razón, y por el hecho de la “prusianización” del ejército, el escritor venezolano José Rafael Pocaterra llamó a los soldados venezolanos de esa época “la Kultur en alpargatas”.
Se trunca el crecimiento

A partir de 1913, los cambios en el ejército comienzan a desacelerarse, debido en gran parte a la paranoia de Gómez de una invasión extranjera y/o de una rebelión interna, conducta propia de los tiranos. Muestra evidente fue la misión militar que envió a Europa en 1921 para modernizar el parque de armas, que estuvo limitada por ese capricho, pues como comentó Eleazar López Contreras (jefe de dicha misión y más tarde Presidente de la República) años más tarde: “el General Gómez (era) renuente a la adquisición de material bélico, en primer término porque confiaba en que Venezuela no tendría guerra internacional y luego porque no le gustaba sino el máuser antiguo” (citado por Tomás Polanco Alcántara en su libro “Eleazar López Contreras” Grijalbo, 1991, pág. 52). El “máuser antiguo” al cual se refiere López era el Mauser 71/84, comprado por el gobierno de Joaquín Crespo en 1884 y que estuvo en servicio hasta 1935.

Las rebeliones que azotaron al país a partir de 1928 truncaron definitivamente cualquier intento de modernización del ejército, el cual se estanca en un estado de obediencia al Jefe Único (Gómez) hasta 1935, año en que muere el dictador. Pero la influencia del modelo prusiano estaba asentada en todo el concepto de formaciones, estrategias, marchas, voces de mando, dotación de uniformes, etc.

Influencia que, con ciertas variantes y un poco aminorada, se mantiene hasta nuestros días.


Fuentes:
MOLEIRO, Rodolfo. “De la Dictadura a la Democracia. Eleazar López Contreras: lindero y puente entre dos épocas”.
POLANCO ALCÁNTARA, Tomás. “Eleazar López Contreras”
PEREZ JURADO, Carlos. “Gómez, gomecismo y Ejército Nacional”.

Links:
http://www.segured.com/index.php?od=2&article=419
http://www.fpolar.org.ve/encarte/fasciculo16/fasc1604.html
http://www.el-nacional.com/entrevistas/olavarriadoc03.asp

http://www.elgrancapitan.org/portal/index.php/articulos/historia-militar/51-influencia-prusiana-en-el-ejito-venezolano-a-principios-del-siglo-xx
avatar
orinoco_man
Cabo Primero

Cantidad de envíos : 3476
Fecha de inscripción : 06/09/2009
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: HECHOS DE ARMAS E HISTORIA MILITAR DE LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS EN EL SIGLO XX-XXI

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.