El Foro Militar de Venezuela

Ejercito Venezolano los 1920s-40s, fotos / ilustraciones?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ejercito Venezolano los 1920s-40s, fotos / ilustraciones?

Mensaje por dave321 el Vie 13 Mayo - 4:06

Hola,

Cual era el tipo de uniforme del Ejercito Venezolano durante los 1920s-40s (segunda guerra mundial)?

Existen fotos / ilustaciones en color de soldados venezolano ?

Hay algunos objetos exuuestos de museo?

saludos Pete.
avatar
dave321
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 01/05/2011
Localización : inglaterra

Volver arriba Ir abajo

Re: Ejercito Venezolano los 1920s-40s, fotos / ilustraciones?

Mensaje por Benjamin el Vie 12 Ago - 15:24

Saludos Pete...

En el siglo XIX y principios del XX el ejército venezolano tuvo influencia francesa en sus uniformes. El los 20's la influencia fue Prusiana hasta mediados de los 30's. Luego vino la influencia norteamericana desde finales de los 30's hasta principios de los 90's. Hoy el uniforme tiende a influencias cubanas y rusas. Hay uno que otro libro publicado al respecto. El General de Brigada (retirado) León D'Alessandro publicó hace aprox 10 años uno interesante que se llama Armas y Uniformes, patrocinado por el Instituto Autónomo Círculo de la Fuerza Armada....saludos
avatar
Benjamin
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 12/08/2011
Localización : Caracas

Volver arriba Ir abajo

Re: Ejercito Venezolano los 1920s-40s, fotos / ilustraciones?

Mensaje por dave321 el Vie 19 Ago - 3:20

Hola ,

gracias Benjamin.

saludos Pete.
avatar
dave321
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 01/05/2011
Localización : inglaterra

Volver arriba Ir abajo

Re: Ejercito Venezolano los 1920s-40s, fotos / ilustraciones?

Mensaje por Kelder Toti el Sáb 5 Mayo - 16:35

La Tiranía Gomecista.

por Kelder Toti

El instrumento empleado para vencer el caudillismo, fue la formación del Ejercito Nacional y la milicia de los chácharos. El rol desempeñado por los caudillos es sustituido por el autócrata, al personificar al militar-civil y político-militar, que se expresa en una realidad autoritaria sujeta a su dominio. Durante el proceso de formación los oficiales pretorianos o profesionales controlan la realidad militar. Los caudillos son muertos o limitados políticamente, por Castro primero y Gómez después, pero sobrevive el personalismo político, bajo la consigna ¡Gómez Único!
El Ejército es uno de los instrumentos, para llevar a cabo la violencia directa, organizada y supuestamente legítima del Estado. El cuerpo de oficiales se somete a los designios del Comandante en Jefe, mientras que los oficiales profesionales apuestan al futuro, soportando un presente reñido con la profesión militar, pero que es visto como un progreso ante los desmanes de la violencia política del pasado siglo XIX.
Lo importante es lograr la paz, acabar con las guerras civiles, asegurada ésta se avanzará hacia el progreso. Como escribiera Vallenilla en Cesarismo Democrático: para una “evolución necesaria”… debía llegarse “al reconocimiento de un Jefe Supremo como representante y defensor de la unidad Nacional” Continúa señalando “General usted es la Patria” le dijeron a Páez los separatistas en 1830” Para comienzos del siglo XX será el Jefe es la Patria.
Continua el trabajo del astillero de Puerto Cabello, inaugurado durante el gobierno de Cipriano Castro, se le cambian los nombres de los bajeles de la escuadra como el bergantín “Restauración” pasa a ser Antonio Díaz”, el “Restaurador” será conocido como el crucero “General Salom”. Otras unidades navales siguen manteniendo sus antiguos nombres, aunque no por muchos años como el transporte “Zamora” el cañonero “Miranda” y los pequeños vapores “Margarita y “5 de Julio”.
La adquisición para la Armada, tenemos al crucero “Isla de Cuba”, presa estadounidense de la marina española del Pacífico, producto de la Guerra de 1898. Este crucero de 1.125 toneladas, con un andar máximo de 13 nudos, un calado de 12.5 pies, una eslora de 192 pies y una manga de 30 pies, contaba con dos cañones de 100 mm, 2 de 57 mm, 6 de 47 mm y 2 de 37 mm. Estaba equipado con un sistema de telegrafía sin hilos Marconi Y podía transportar, 300 hombres de tropa. Será bautizado como el crucero “Mariscal Sucre”.
Se busca remover todo los nombres de la escuadra que recordará al gobierno de Cipriano Castro. La segunda característica, es que se mantiene la marina de guerra en el mismo nivel técnico que tenía durante la primera década del siglo XX. Se continúa con la misión de la escuadra: el ser transporte de tropas.
Sobre la marina de guerra el país no está en capacidad de sostener una escuadra poderosa, solo es necesario un número de unidades navales que pueda sostener el control de nuestras costas y ríos navegables, con el objeto de impedir el desembarco de expediciones rebeldes y proteger los movimientos de tropas regulares y combatir el contrabando son las misiones de la marina guerra no habrá avanzado en el proceso de modernización militar en comparación con el Ejército (1).
El dique astillero de Puerto Cabello en 1909, comienza la producción nacional de la quilla de los guardacostas de vapor “29 de Enero”, “Cristóbal Colón” y “Ciudad Caracas”, adquiriendo la Marina de Guerra en 1912, bajo la influencia de la Doctrina de Guerra de Castro, el crucero ligero Mariscal Sucre, entre 1920 y 1935 se incorpora los cruceros “General Salom”, cañonero “Maracay”, “Miranda” y “Aragua”, remolcadores “Brión”, “José Félix Rivas” y el Bergantín “Antonio Díaz” (2).
La marina de guerra mantiene su condición subordinada al Ejército, entre las décadas de 1920 e inicio 1930, se incorporan a la escuadra, los cañoneros “Maracay” y “Aragua”, así como el remolcador “Brión”. Pero lo realmente novedoso es la creación de la aviación militar. Esta se inicia el 17 de Abril de 1920 en Maracay con instructores franceses y dependiendo del Ejército. El objetivo de la Escuela “…es de formar e instruir, los pilotos para el servicio del Ejército Nacional” (3).
Se continuaron los trabajos, en el dique de Puerto Cabello: arreglo de fusiles, herrería y mecánicas, trabajo para harás y remonta, talleres de reparación de naves y construcciones de lancha y arreglo de los utensilios de la tropa. Intensificó su trabajo para 1930, ya que fabricaron toscamente carros blindados y carrocerías metálicas para camiones con ametralladora anti-aérea (1933-1935), plataformas de camiones para el traslado de tropas y estructuras metálicas utilizada en la radiotelegrafía militar y adaptaron carros a las necesidades de la Sanidad (4).
El Servicio Aéreo funcionará en Maracay, formará pilotos, observadores, fotógrafos aéreos y mecánicos. La Escuela tendrá un cuerpo de infantería de aviación, compuesto por una compañía. La Escuela nace como subordinada al Ejército, y no como arma aparte, por lo tanto, desde un punto de vista estratégico, está sujeta al Ejército. Se invirtió la suma de trescientos mil bolívares en adquirir, equipos comprados en Francia, entre los aparatos se encontraba aviones Caudron G-3 y G-4, y dos Farman F-40, construyeron las pistas y hangares. El 19 de diciembre de 1920 entra en actividades el Servicio Aéreo de Venezuela. En enero de 1921 llega una delegación francesa para entrenar y preparar el personal de aviación. Posteriormente, la Escuela de Aviación, sigue los entrenamientos en Maracay, hasta que el año 1923 ocurre una serie de accidentes aéreos, por fallas mecánicas o impericia de los pilotos que destrozan la escuadrilla.
El Servicio de Aviación para los años de 1933-1935, dispone de hangares amplios en la base de Maracay, se construyeron aeródromos en el interior, siendo el más importante el de Santo Domingo (Táchira), la cual dispone de sus propios hangares. En 1935 se amplia el aeropuerto de Boca de Río –al lado del Lago de Valencia en Maracay, para la aviación comercial, ya que existían más de veinte campos de aterrizaje en forma rudimentaria (5).
Durante el gomecismo no se produce el predominio de los militares como militares, en los asuntos civiles. Más que una intrusión militar en la política civil, vemos la claudicación de lo militar y civil ante la figura del dictador. Es éste quien asegura su dominio sobre la sociedad empleando la fuerza, en las que su poder peligraba. Pero el elemento militar, como institución, no tiene preeminencia sobre lo civil.
Dedicándose el Ejército Nacional, a las labores de mantenimiento del orden interno dando órdenes muy estrictas, de no meterse los efectivos militares, en asunto de los civiles, logrando un aumento con ello de su capacidad de combate, poderse entrenar de forma adecuada, no teniendo otra ambición que la carrera militar
La compra de material bélico entre 1909-1913, es de origen alemán, entre los años de 1920-1921 se traslada una comisión presidida por Eleazar López Contreras a Francia, Bélgica y Estados Unidos a comprar armamento. Las compras para renovar su material bélico son: en Francia, Bélgica y otros países, porque la nueva correlación de fuerzas a nivel internacional, es caracterizado por el éxito militar de Francia, después de la primera guerra mundial, y la derrota de Alemania, adquiriendo no solo armamento francés, sino también asesores y doctrina militar francesa.
En Francia se compra artillería de montaña, morteros y cañones de acompañamiento de 70 mmm, marca Saint Chamond, gran cantidad de ametralladora y piezas de artillería de costa. Los cartuchos belgas y franceses sustituyen a los alemanes, las ametralladoras alemanas Bergman son reemplazadas por las francesas Hotshkiss, se compra cañones de 37 mm para el apoyo de tropas de asalto como la destrucción de ametralladoras. Muchos obuses fueron adquiridos y el fusil de reglamento Mauser, se compra en Belgica así como la munición (6).
La reestructuración de los batallones de infantería en nueve Brigadas; por la derrota táctica que le ocasiona Pedro Elías Aristiguieta en Cumaná (1929), formadas por cuatro batallones, se ofrece un Curso Superior desde 1921, donde asisten 15 Oficiales Superiores, dictado por oficiales franceses, quienes impartieron un curso elemental para 45 oficiales subalternos. La creación de las Brigadas es para socorrer a los batallones independiente, en caso de ser sorprendidos, teniendo una brigada cuatro batallones, uno en el flanco derecho, otro en el flanco izquierdo, uno en el centro y uno de reserva, en los combates, los opositores de Gómez difícilmente podían superar, en capacidad de fuego a una brigada, como quedó demostrado en la expedición de Juan Pablo Peñalosa en 1931.
Juan Vicente Gómez comprende las limitaciones del Ejército, y no vacila en aliarse con la potencias que amenazaron a Cipriano Castro, para obtener su beneplácito, que le impedirán a Castro organizar su regreso a Caracas, después de sus operaciones en los riñones, manda a llamar al Coronel Samuel Mc Gil, que será el director de la Academia Militar, tecnificando y consolidando a las Fuerzas Armadas, solo en aquel tiempo tuvieron que hacerle frente a pequeñas escaramuzas o invasiones, que no contaron con la tropa en cantidades que pudieran enfrentarse a los Chácharos y al ejército: la Invasión del Falke, el asalto de Curazao, la guerrilla de Horacio Ducharne y las operaciones de comando de Arévalo Cedeño no fueron más que alfilerazos, algunos extremadamente dolorosos como los que inflingieron en los llanos Arévalo Cedeño, otros más pintorescos como: los de Simón Urbina y Gustavo Machado, en todo caso la ineptitud de los mandos medios, incapacidad en el traslado de la tropa y la idolización del dispositivo de Cipriano Castro facilitó algunos desastres, que en un ejército de mayor preparación no hubieran pasado de meras escaramuzas, de ahí la negativa de Juan Vicente Gómez de colaborar con los aliados en la Primera Guerra Mundial y dilatar los reclamos colombianos en la fronteras con maniobras de Circo.
A pasado a la historia la importancia geoestratégica de la Sagrada dirigida por Eloy Tarazona y los Chácharos comandados por Felix Galavis, que tenía que hacer frente a las revueltas campesinas y a los motines urbanos, derrotando y deteniendo aquellos revoltosos que amenazaban al gomecismo, ya que ambos se vigilaban mutuamente, utilizando una vasta red de espía tanto a nivel de prefectura como a nivel central, coordinada desde Maracay, trasmitiendo las órdenes por telégrafo en clave cifrada, leyendo el Benemérito los informes de sus prefectos, dictada las órdenes a sus secretarios, existiendo una sincronización tanto de la burocracia civil, que se le encargaba la tarea de aliviar los problemas sociales a través de subsidios, obras de infraestructura, saneamiento sanitario, etc. El fin de la inteligencia era disuadir, vigilar, sobornar, apresar y ejecutar en última instancia a los disidentes, guindándolos públicamente por los testículos.
La forma de vigilar a los pueblos era a través de pordioseros, los maestros que le preguntaban a sus alumnos, que se hablaba en sus casas; pulperos que sondeaban al público; comerciantes que informaban sobre diversos pueblos a la Sagrada. El castigo podía variar, según la persona. Algunos eran ejecutados en forma inmediata, y desaparecían misteriosamente, los más populares eran traslados a las cárceles tanto del Cuartel Libertador de Maracaibo, a la Rotunda y al Castillo de San Felipe, los más peligrosos iban a trabajar a las carreteras a morir de paludismo.
Los embajadores y cónsules en el extranjero que contrataban a extranjeros, policías o venezolanos exiliados para espiar a los emigrados, en alianza con las compañías petrolera transnacionales. Las redes de espionaje exterior tenía la búsqueda de información de los opositores. Esta red estaba en las Islas del Caribe, Colombia, Panamá, México, EEUU, España, Francia, Inglaterra y Holanda. El personal diplomático dirigía sus informaciones a Caracas y Maracay, contando con la ayuda de los gobiernos locales, quienes eran retribuidos sus empresarios con ventajas económicas del gomecismo.
Gómez inspiró tal terror que pudo morir tranquilamente en su cama, solo se supo su deceso tres días después de su muerte, sin duda la actuación hábil de López Contreras, que lo convirtió en su sucesor, permitió consolidarlo en el poder, pero sus métodos de gobierno bajo el amparo de los Chácharos y del Ejército Nacional, logró la hazaña de establecer una red de obligaciones recíprocas sobre todo el territorio que establecieron una lealtad mecánica sobre el Benemérito, apoyada en una extensa red de telégrafos, posteriormente el teléfono, carreteras, y un ejército moderno que servía de disuasivo ante cualquier levantamiento, de todas manera existía formas de intimidación como colgar a los opositores de los testículos o ejecutarlos colgándolo de la mandíbula con un gancho de carnicería, dejaron a los venezolanos aterrorizados frente a la Sagrada.

La Invasión del Falke

Román Delgado Chalbaud, compadre del Benemérito Juan Vicente Gómez, es el gran planificador militar de la Invasión del Falke, su carrera militar se remonta a los tiempos de Joaquín Crespo, que le consigue un lugar en la Escuela Naval de Puerto Cabello a bordo del buque escuela Ana Jacinta; En 1901, le encargan la misión del vapor Restaurador, de perseguir al buque Ban Righ (7); el cual transitaba las costas venezolanas, descargando tropas utilizadas en combate en la Revolución Libertadora, que nunca logra apresar. Comanda la Escuadra en 1902, responsable de la derrota de La Guaira durante la Revolución Libertadora, Chalbaud es premiado con el cargo de Jefe de la Armada Nacional, que apoyó las fuerzas al mando de Juan Vicente Gómez, en el Estado Bolívar. Entre los años 1903 y 1906, Delgado Chalbaud se mantuvo en el grupo opuesto a Gómez durante La Conjura, que tenía como objetivo sacar del poder al presidente Cipriano Castro, aprovechando su delicado estado de salud, y colocar en su lugar a Francisco Linares Alcántara. Este movimiento fracasó debido a que el presidente Castro recuperó su salud (Cool.
En 1909 fundó la Compañía Anónima de Navegación Fluvial y Costanera. Sus vínculos con el gobierno gomecista lo hicieron candidato para suceder al Benemérito. El fracaso de los proyectos confiados por Gómez a Chalbaud: la creación de un banco, la construcción de un sistema de cloacas para Caracas, el ferrocarril del Amazonas, los vapores del Alto Orinoco y el Río Negro, entro otros; hicieron que Delgado Chalbaud perdiera sus privilegios político y hubo una ruptura definitiva con el autócrata.
En 1913, inició una movilización conspirativa con el objetivo de evitar la reelección de Gómez; pero fue delatado y encarcelado en La Rotunda durante 14 años. En 1927, fue liberado y salió a París, donde organizó una incursión armada, con la ayuda de algunos aliados europeos, para tomar el poder. Finalmente, en 1929, a bordo del buque Falke desembarcó en Cumaná con un grupo de antigomecistas. Este movimiento es el de mayor impacto conspirativo y político. Luego en libertad y exiliado, lo llevó a preparar la invasión acompañada de muchos connacionales, que repudiaban el régimen gomecista, en el mismo barco que alquilaría, como intermediario en un país europeo (9).
La Invasión del Falke la organiza Delgado Chalbaud desde París, logró ser acompañado, por varios revolucionarios, entre ellos varios coterráneos, que desembarcan en Cumaná aquella mañana del 11 de Agosto de 1.929. Se había armado el barco, para que condujera a Delgado Chalbaud y demás compañeros de lucha, desde Alemania hasta Venezuela. En alta mar deciden cambiarle el nombre al barco por el de Anzoátegui, en honor al ilustre guerrero barcelonés (10). En mayo de 1927 partió Arévalo Cedeño hacia París para entrevistarse con el general Román Delgado Chalbaud para coordinar las operaciones de invasión, por la escaza capacidad de liderazgo de Delgado Chalbaud no se logró llegar a ningún acuerdo, que hubiera permitido crear un nuevo frente de diversión, que hubiera aliviado la presión del desembarco anfibio de Chalbaud.
Los banqueros de la firma “Felix Prenzlau & Cia” de Hamburgo con las garantías que presenta Delgado Chalbaud le prestan 300.000 U$ para la expedición. Los aportes de algunos exiliados venezolanos en Europa, entre ellos el magnate petrolero Antonio Aranguren y las garantías financiera del Credit Francais y de la casa Louis Dreyfus de Paris. Con los préstamos: fleta el Falke para la expedición, barco de 1.200 toneladas, compra dos mil fusiles, veinticinco carabinas, veinticinco pistolas alemanas, 2 millones de balas en 850 cajas y seis ametralladoras. El Cónsul venezolano en Hamburgo Rafael Paredes Urdaneta, denuncia la salida de la expedición el 19 de Julio de 1929 del Puerto de Danzing.
Atravesaron el Báltico. El Mar del Norte y Las Azores. El 7 de Agosto están en costas venezolanas de La Blanquilla. No llega de Santo Domingo “El Gisela” con los cien hombres prometidos por Romulo Betancourt. La expedición del Falke se diferencia de sus predecesoras, ya que incluía un plan estructurado de apoyo terrestre. Pese a ello, el proyecto de invasión resultó en una derrota.
Un análisis de los acontecimientos demuestra, que los combates no se sucedieron en virtud del plan establecido; por lo cual el grupo invasor sufrió bajas sustanciales. Asimismo, el asalto de la ciudad de Cumaná y su ocupación, resultó momentánea. Se concluye que el fracaso de la expedición por los siguientes factores: a) Falta de entrenamiento militar de los rebeldes, que facilitó su huida y derrota. b) Huida precipitada de la embarcación; c) El retardo del frente comandado por Pedro Elías Aristiguieta, que llegó con nueve horas de retardo; d) La carencia de un sistema efectivo de información; e) Falta de apoyo popular en tierra; f) El desplazamiento de unidades de guerrilla que retardasen los refuerzos de Maracay, Coro y de los Llanos del gobierno. (12). g) Los cargos de comando y dirección de combate, recayeron en personas no capacitada para tal tarea.
El plan de operaciones constaba de dos etapas. La expedición de Delgado Chalbaud desembarcaría en la parte occidental de Cumaná, estableciendo una cabeza de puente para la segunda expedición, ambos atacarían Cumaná, y con fuerzas reclutadas marcharían rumbo a Caracas; al mismo tiempo los jefes guerrilleros antigomecistas refugiados en Colombia: Juan Pablo Peñaloza y Regulo Olivares invadiría desde el Táchira. Delgado Chalbaud avanzaría desde el Oriente y Juan Pablo Peñaloza y Olivares desde el Occidente y Samuel Mc Gill iría a la cabeza de una segunda expedición. Este plan de operaciones se precisó a mediados de 1929.
La sublevación en abril de 1929 del general José Rafael Gabaldón, apenas si puede catalogarse de tal: Fue un saludo a la bandera. Ocurrió cuando estaba ya en marcha la invasión de Román Delgado Chalbaud junto con José Rafael Pocaterra. En política lo importante era participar en una acción violenta para dar el salto a la cúspide. Betancourt ve en la expedición del Falke la oportunidad de su vida. Hace un amago de contacto con estos revolucionarios, y le dice a unos amigos que se va a embarcar en el “La Gisela”, para luego unirse a la gente del “El Falke”. “La Gisela” sufre una avería, casi zozobra y los revolucionarios: Leoni y Betancourt se rinden pronto: Llevaban tres revólveres solamente y quedan varados en la playa de Barahona. Deciden entonces irse a Santo Domingo. Luego se trasladan a Trinidad donde esperan noticias del desembarco y de las acciones de Delgado Chalbaud.
En Peñas Negras –Estado Sucre-, Delgado Chalbaud se reúne con Pedro Elías Aristeguieta, acuerdan el plan de operaciones. El primero con el Falke atacará por el Salado a Cumaná, mientras Pedro Elías lo hará por el Caiguire, haciendo un movimiento de tenaza sobre Cumaná. Luego irán a tomar a Barcelona y Carúpano. Pedro Elías le entrega setenta y cinco pescadores y Delgado Chalbaud le entrega trescientos fusiles. El domingo once de agosto, a la cinco de la mañana, se acuerda atacar la plaza.
Suben al barco, y Delgado Chalbaud organiza el orden de batalla, serán tres columnas, comandadas por los Generales: Doroteo Flores, Linares Alcantara y Carabaño. Delgado Chalbaud, con su ayudante el teniente Armando Zuloaga Blanco, mandará la reserva. Atracan en el muelle. Son las cinco de la mañana en Puerto Sucre, y aún no se oyen los disparos del General Aristiguieta, No aparecerá hasta las doce del mediodía, “por haberse pérdido en el camino”, es posible que se haya retardado por la lluvia, en todo caso la extraña perdida del baquiano Merardo, que guíaba a la tropa de Pedro Elías, que tenía que llevar al contingente de hombres armados al sitio de la batalla, llegaran con 9 horas después de lo planeado, no pudiendo sincronizar las tropas de Aristiguieta sus operaciones con las de Delgado Chalbaud, incapaz éste de cercar la ciudad y hostigarla hasta la llegad de los refuerzos. Los informantes de Gómez en el exterior que lo mantenían al tanto sobre el desplazamiento del Falke y dieron con el sitio de desembarco; la falta de entrenamiento militar de los invasores provocó su derrota (13).
A las ocho de la mañana, por las calles de Cumaná, suben la tropa de Delgado. El General Emilio Fernández, ya tenía noticia de la invasión, por el telegrama de Gómez, además tuvo la noticia del desembarco de Delgado Chalbaud por la información, que le trajo Luís Rodríguez, dueño de un tren de pesquería, que trabajaba en Araya. Para darle ímpetu al ataque de Delgado toma la bandera, y se coloca al frente de la tropa.
Alzando el tricolor se convierte Delgado Chalbaud, un blanco fácil para los francotiradores, la misma decisión la toman Carabaño, Flores, Zuloaga. Al llegar al Puente Guzman Blanco, vino el desastre los francotiradores matan al General Delgado Chalbaud cuando comenzaba avanzar sobre el puente, dejando huerfana la expedición. Armando Zuloaga corre con su misma suerte al intentar cruzar la calle. Mucha gente de la tropa quedó tendida en la acera.
En la otra parte del puente está Emilio Fernández. Al caer Delgado Chalbaud sentado sobre el estandarte. Ordena que le digan a su hijo Carlos, -quien se ha quedado en el barco- que si “me matan muero con gusto, porque es por la patria”. El general Flores también está herido. Delgado recibe otro tiro en el pecho, “ya está”, y cayó muerto sobre la bandera. Le habían disparado desde un árbol. Rafael Vegas recibió un impacto de bala en la cara. A López Méndez le dieron en el vientre. Rafael María Carabaño, Julio Mc Gill, Carlos Julio Rojas, Pérez Frontado están heridos.
De los aviones de bombardeo, eran con alas dobles muy grandes, gruesos adelante y delgados atrás. El sonido también era muy diferente al de los aviones actuales, no era un zumbido parejo sino más bien un TACATACATACA, como el sonido de algunas motos. Hacían vuelo rasante. La invasión ocurrió en agosto, que es precisamente la época de lluvias. Los aviones vinieron por varios días y llegaban entre las once de la mañana y la una y media de la tarde. Los aviones despegaban de la Base Aérea de Maracay, y tomaban tres horas en llegar a Cumaná, se guiaban por la costa, eran aviones caza bombarderos Breguet Br 19 B2, los raid era en formaciones de 2 unidades bombardeaban con dos bombas de 50 kg, lograron provocar un herido entre la población, y distrayeron la atención de los combate por la ciudad (14).

El León del Llano.

El Célebre jefe de guerrillero Arevalo Cedeño de comienzos del siglo XX, se destacó por su férrea oposición al régimen de Gómez, la cual se expresó en las múltiples invasiones que realizó sobre el territorio venezolano, El 19 de mayo de 1914, a la cabeza de 40 hombres lidera su primer alzamiento en contra de la dictadura de Gómez, sufriendo derrotas en varios combates tras lo cual escapó a Trinidad y de allí a Colombia desde donde organizó y llevó a cabo 7 invasiones sobre el territorio venezolano por el Arauca, entre 1915 y 1933. En 1921, en su tercera invasión al mando de sólo 123 hombres, tomó San Fernando de Atabapo, capital del territorio federal Amazonas, donde gobernaba Tomás Funes, a quien apresó y sometió a un Consejo de Guerra, que lo condenó a muerte, encargándose de ordenar su ejecución en presencia de todos los habitantes del poblado el 30 de enero de 1921(11).
La resistencia giraba en torno a un hombre llamado Emilio Arévalo Cedeño, guerrillero antigomecista y combatiente implacable que recorrió Venezuela luchando contra las tropas oficiales. Tuvo la idea de atacar San Fernando y proveerse de armas y de pertrechos que lo fortalecieran para atacar posteriormente Caracas.
De Colombia parte la invasión, el motivo es que el “terror del Amazonas” tiene armas y dinero, así podrá seguir adelante, lleva 123 hombres, cuando sus hombres le preguntan: ¿dónde vamos General?, su respuesta es contundente: - “los llevo a la victoria”. Todo comienza la noche del treinta y uno de diciembre de 1920, llega al Meta, han sido tres días de navegación por el Casanare, una semana llega al alto Orinoco, llegan a la orilla a nado donde mueren por los caribes y caimanes veinte hombres en el desembarco. Saben que tiene ochocientos soldados, pero quinientos están buscando balatá, son guiados por el baquiano Joaquín Palencia, a la una de la mañana toman por asalto a San Fernando de Atabapo, han tomado a Tomás Funes por sorpresa, la lucha dura dos días, toman un cañón abandonado que llenan de cuñas de pólvora y de piedras redondas para disparar contra la casa fuerte, y recogen troncos y yerbas para meterle candela a los sitiados
Funes escucha una detonación y no le presta mucha atención. Sus lugartenientes Avispa y Picure afilan sus machetes como autómatas. Pasos suenan como los de un grupo de personas que corre. Que pronto han regresado mis hombres, piensa Funes para sus adentros. Abre su ventana y una descarga llega hasta él. Sale ileso y de momento queda sorprendido. Pero no se desanima, bloquea los accesos a la casa y devuelve disparo por disparo. Suenan detonaciones por la orilla del rió. Funes deja a Picure a cargo de defender el primer flanco. Fuego contra esos canallas, ordena. No dejaremos a nadie con vida. Disparen sobre seguro, ordena a su vez Arévalo Cedeño, recuerden que tenemos pocos pertrechos.
Arrecia el tiroteo a medida que el sol se adueña del cielo. Nadie rehuye el combate, excepto Avispa y Picure que se les desfallecen las piernas de miedo como si estuvieran atacados de paludismo. Funes los observaba con desprecio. A ustedes también voy a ajustarles las cuentas luego, pensaba. Solo esperaba que el Coronel López fuera en su ayuda, estaba seguro de que pronto llegarían refuerzos, del interior del Amazonas.
Ya las deserciones de sus filas comenzaban a sucederse. El destino de la guarnición estaba sellado, 24 horas más tarde era tomado prisionero y puesto frente al tribunal que decidiría su suerte. Confesó Funes todos sus crímenes e incluso intentó justificarlos. El veredicto fue unánime: La pena capital. El último deseo concedido: No vendársele los ojos. Se preparó el pelotón. Un segundo antes de morir gritó “¡Adiós amigos míos!” Y los certeros disparos acabaron con el reinado del terror en San Fernando de Atabapo (14).
La acción más extraordinaria de este guerrillero fue la derrota y la captura de Tomás Funes, quien fungía del Gobernador del Territorio Federal Amazonas, y junto con Vicencio Pérez Soto y Eustoquio Gómez eran los tres más formidables pilares militares de Juan Vicente Gómez, en la administración civil. El fusilamiento de Funes por parte de Arevalo Cedeño puede considerarse una de las acciones más épicas realizada en contra del Gomecismo, si se toma en cuenta la poderosa fuerza que tenía este hombre para proteger sus intereses en batalá, su error estaba que se encontraban en las plantaciones, y desprotegió la capital San Fernando de Atabapo, tras la toma de la Gobernación Arévalo Cedeño pierde el tiempo en saraos y parrandas, lo que le permite a Gómez mandar refuerzos al Amazonas, mientras Arévalo huye con sus fuerzas a Colombia, el intentó organizar un gobierno revolucionario en el Territorio Federal Amazonas. En realidad el general Arévalo tenía que hacer frente al gobierno colombiano que también le perseguía.
En un país aterrado por la represión más sanguinaria de todos los tiempos, el desafío de Arévalo Cedeño fue un acontecimiento único: derrotó en varias oportunidades a las fuerzas gomecistas en contiendas como la de Santa María de Ipire donde acabó una fuerza diez veces superior a la suya, comandada por el General Manuel Sarmiento, presidente del Estado Guárico y quien a la sazón se encontraba en Valle de La Pascua. Luego triunfa en Gafualito (y a 190 kilómetros de Maracay, donde estaba Gómez bastante preocupado). A las fuerzas de Gómez las había vencido en Río Negro, Cenizas, Guasdualito, Campo Alegre, Bruzual, Cuchivero, Lezama, Turén, Acarigua y Araure, donde las emboscadas y la escaza capacidad combativa del Ejército facilitan sus triunfos.
Como era telegrafista, desde algunos puestos que tomaba en sus andanzas le tomaba el pelo a Gómez enviándole mensajes que lo sacaban de sus casillas. En una oportunidad habiendo provocado Arévalo Cedeño una desbandada en el ejército gomecista del general Manuel Padilla, éste no obstante envió un mensaje telegráfico a Gómez diciéndole que había derrotado al faccioso Arévalo Cedeño. Enterado don Emilio del mensaje, al día siguiente toma el pueblo de Santa Ana y conocedor de la línea sur-este manipula el aparato, llama con la señal “treintiuno” (distintivo de los telegramas para Gómez) y le escribe: “... De acuerdo con mi telegrama de ayer, tengo la satisfacción de participar a Ud. Que he capturado al faccioso y ladrón Arévalo Cedeño, suplicando a Ud. respetuosamente se sirva decirme que hago con él...”
En otra oportunidad, cuando el gobierno de EE UU solicitó a Gómez diera libertad a los presos y convocara al país a elecciones libres, don Emilio tomó la oficina telegráfica de Orituco y trasmitió el siguiente mensaje: “General Juan Vicente Gómez – Maracay. Han llegado noticias a mi campamento de que el gobierno americano obliga a Ud. a abandonar el poder, libertar a todos nuestros compatriotas encarcelados, abrir las puertas de la Patria a todos los desterrados y convocar al país a elecciones. Patriota como soy, convengo en que Ud. haga lo que se le impone, porque es lo humanitario, lo civilizado y lo republicano; pero debo protestar por la intervención de un poder extranjero en los asuntos internos de nuestro país. Es decir que combatí contra Ud. y seguiré combatiendo contra los americanos del Norte, porque la herencia de Bolívar es única, indivisible y no permite intervención. Su compatriota que jamás ha sido su amigo – E. Arévalo Cedeño.”
Agobiados por el acoso colombiano y las fuerzas de Gómez, luego de un combate de 36 horas en la boca del Casiquiare, con seis cartuchos y sin comida, emprendieron retirada por el alto Orinoco para alcanzar la frontera con Brasil. Un día cazaron un pequeño mono que tuvo que servir de alimento para veintiocho hombres. En enero de 1925 en una impresionante travesía, llegaron a Santa Rosa de Amanadona para pasar luego al Brasil. Confiesa a sus camaradas, desalentado, que deben solicitar el derecho de asilo a la República del Brasil, para luego emprender la lucha con nuevos bríos.
Gómez no perdía tiempo contra sus enemigos y tenía a los estudiantes presos trabajando en las carreteras. Entonces, como un verdadero vengador de injusticias, don Emilio se aprestó para un ataque singular. Voló a Palenque. Los espías de Gómez se enteraron de la operación y levantaron poderosos campamentos militares, retirando a los presos a lugares lejanos. Hubo el general Arévalo de retirarse a Anzoátegui. Comprobaba en su marcha que nadie quería unírsele; según él nadie quería a Gómez pero todo el mundo le sacaba el cuerpo. Entonces inició un largo periplo por sabanas y selvas, siempre seguidos cerca por las fuerzas del gobierno. Fuerzas combinadas de cinco estados (Guárico, Apure, Bolívar, Anzoátegui y Monagas), le perseguían disputándose el honor de capturarle. Repasaron el Orinoco varias veces procurando confundir a sus enemigos. Fueron seguidos por camiones y cargados de soldados, quizás por primera vez en el país se realizaban estas acciones militares. Cuanto seguidor de la causa de Arévalo Cedeño caía en manos del gobierno era liquidado en el acto. Así sería la ferocidad con que era perseguido este guerrillero que dos oficiales se habían suicidado por no pasar por la vergüenza de presentarse ante Gómez habiendo sido burlados por la acción de este guariqueño. Estos fueron, el general José Miguel Guevara y el coronel Alfredo Rodríguez López.
Los acosos eran cada vez más fieros. Por alcanzar nuevamente tierras colombianas por el Arauca, padecieron fiebres, mordeduras de las llamadas veinticuatros y tambochas, bajo acometidas de fieras, llegaron a pasar cuatro días sin comer, cruzando ríos como el Guárico, el Pao, Portuguesa, Guanare, Masparro, Uribante, Sarare, vomitando bilis y sin poder echarse a descansar. En 1930 pudo Arévalo llegar a Santa Marta y de aquí ir a Trinidad a bordo del vapor Coronado, pero el gobernador de esta isla le prohibió su desembarco. La recompensa por su captura llegó a tasarse en un millón de bolívares (que viene a ser como millardo hoy en día.) Lo devolvieron a Venezuela, a Carúpano, donde lo esperaba la Sagrada, pero gracias a un amigo pudo coger un vapor francés que lo llevó a la República Dominicana. Allí volvió a encontrarse con José Rafael Pocaterra; ya habían matado a Román Delgado Chalbaud y tanto la invasión del general Rafael Simón Urbina como la sublevación del general José Rafael Gabaldón en Portuguesa habían terminado en fracasos. Cundía el más grande desaliento. Todos parecían admitir que era imposible derrocar a Gómez.
Produjeron fuertes pérdidas al gobierno, por ejemplo, en Mata de Agua, en el bajo Meta, en Lezama y en Bolívar y en un hato llamada Las Mercedes. Se retiraron luego por el río Caparo durante veintinueve días de navegación. Cruzaron el Alto Apure, cayeron en el Arauca y pasaron el invierno en Santa Rosa. El 5 de agosto estaban en El Caribe. Totalmente rodeados resistieron a las tropas del coronel Meléndez de Apure y del coronel Sánchez del Estado Bolívar. Le mataron el caballo a Arévalo y lo salvó milagrosamente uno de sus oficiales, un coriano, saturnino García. Varios de sus compañeros cayeron en aquella acción, entre ellos su querido amigo Carlos Julio Ponte.

Otros Alzamientos.

…“el Capitán Rafael Alvarado del Regimiento de Artillería No. 1 en convivencia (Sic) con el subteniente Rafael Antonio Barrios del Batallón acuartelado en Miraflores hizo sublevar parte de dicho Batallón, asesinando […] al Capitán Ramón González […y] al Coronel Aníbal García […] Seguidamente marcharon hacia el cuartel San Carlos, del que contaban apoderarse mediante la complicidad del subteniente Agustín Fernández […] fueron rápidamente rechazados y dispersados por el General Eleazar López Contreras, Jefe de la Brigada acantonada en Caracas, quien avisado de lo que se preparaba, logró entrar al Cuartel momentos antes arrestando a Fernández y organizando rápidamente la resistencia […] la aprensión de los comprometidos, entre los cuales se encuentra dos oficiales más [Sic] y varios civiles”…
El gobierno toma medidas inmediatas para controlar la situación, entre el 25 de Abril y el 1 de mayo se crean 3 nuevos Batallones ubicados estratégicamente en Maracay: el Batallón “23 de Abril” en Valencia el Batallón “1 de Mayo” y en Guigüe el Batallón “Maracay”. Los sabuesos del gomecismo dan con los oficiales y civiles comprometidos, los cuales van a parar a las cárceles de la dictadura y, en el mejor de los casos, al exilio
En 1930 se crea el Estado Mayor General presidido por el General Eleazar López Contreras, y entre los ayudante el Teniente-Coronel Isaías Medina Angarita. López Contreras como Ministro de Guerra y Marina, en 1933, se promulga una nueva legislación militar, un Código de Justicia Militar y Naval, una nueva Ley Orgánica del Ejército y la Armada, así como otra sobre el Servicio Militar. Se reorganiza el Ejército en Brigadas, Regimiento para la artillería, y Escuadrón para la aviación militar. Se reorganiza en 1931, el servicio de ingenieros militares.







avatar
Kelder Toti
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 28/04/2012
Localización : Caracas

Volver arriba Ir abajo

Re: Ejercito Venezolano los 1920s-40s, fotos / ilustraciones?

Mensaje por Amilemc el Miér 16 Mayo - 16:50

@dave321 escribió:Hola,

Cual era el tipo de uniforme del Ejercito Venezolano durante los 1920s-40s (segunda guerra mundial)?

Existen fotos / ilustaciones en color de soldados venezolano ?

Hay algunos objetos exuuestos de museo?

saludos Pete.

Compañero, tengo un tema abierto en este foro de nombre : "Evolución histórica del uniforme del ejercito - Academia Militar de Venezuela"(AMV), donde obtendrás lo que solicitas y dice AMV por que en principio el estudio dió sus inicios por la Academia, pero de allí deriva todos los uniformes usados por nuestro glorioso ejército hasta la presente, te invito a entrar.
avatar
Amilemc
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Edad : 41
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Ejercito Venezolano los 1920s-40s, fotos / ilustraciones?

Mensaje por dave321 el Jue 24 Mayo - 3:16

Hola Toti,


gracias por la informacion interesante.

saludos

Pete.
avatar
dave321
Soldado Raso

Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 01/05/2011
Localización : inglaterra

Volver arriba Ir abajo

Re: Ejercito Venezolano los 1920s-40s, fotos / ilustraciones?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.